D.R.

Dulces sueños en... 5 claves

Antes de acostarte, aplica aceites esenciales de melisa o lavanda en los puntos pulsátiles del interior de las muñecas, sienes y a cada lado del
cuello. Para una relajación total, inhálalo cinco veces desde las palmas de las manos.

Alejandra Yeregui | Fotografía: Jaan-Eric Fisher

1. Date un baño 
O una ducha de agua caliente a tibia. "Si lo haces una hora antes de irte a dormir, te ayudará a relajarte", explica Vicente
Mera, jefe de Medicina Interna y Antienvejecimiento de Sha Wellness Clinic

2. Completamente a oscuras
La luz desempeña un papel negativo en los ciclos del sueño. "Hay que dormir con la habitación en plena oscuridad y evitar recibir luz natural del sol al despertar", aclara el experto.

3. Cero tecnología
No uses la cama para actividades de entretenimiento si quieres descansar correctamente. "Evita ver la televisión, leer libros, hablar por teléfono o usar el ordenador", aconseja Mera. Y apaga el móvil o, como mínimo, ponlo en modo avión.

4. Cuidado con el ejercicio
¿Running de noche o gimnasio de 21h a 22h? ¡Ni pensarlo! Hacer ejercicio intenso a última hora de la noche puede afectar a la calidad del sueño. En cambio, sí está permitido realizar yoga o una actividad anaeróbica que implique meditación.

5. Postura antiaging
Intenta dormir boca arriba y con la cabeza ligeramente elevada (con una almohada fina que mantenga la curva natural del cuello). De esta forma evitarás despertar por la mañana con ojeras y bolsas. Sin embargo, lo más adecuado para la espalda es dormir de lado y con una almohada entre las piernas, a la altura de las rodillas.
 

Tags:

belleza

Relacionados