Cómo cuidar tu rostro en verano. | ISTOCK

Cómo cuidar tu piel en verano y que no se vea deshidratada

La piel seca requiere una hidratación extra con el cambio de tiempo, tenemos los consejos para que este verano luzcas una piel brillante y saludable.

A. M

Mantener hidratada la piel no es tarea fácil y menos cuando pasamos del frío al calor. Lo cierto es que durante el invierno las bajas temperaturas provocan que nuestra piel esté más seca, pero conforme empieza la primavera y el clima se torna más caliente la piel empieza a producir más grasa. Y es precisamente estos cambios lo que puede provocar la aparición de granitos y en esta época de cubrebocas, el famoso maskné.

La dermatitis atópica es otra de las afecciones cutáneas más habituales en primavera. Suelen aparecer en las pieles sensibles o muy secas .Y no solamente afectan al rostro, sino también a otras zonas del cuerpo. Y aunque en gran parte de estas afecciones se lo debemos a la genética, siempre podemos incluir nuevos hábitos para cuidar nuestra piel.

Consejos para cuidar tu piel en verano. | ISTOCK

Lo primero que debemos recordar es que la hidratación va de dentro hacia afuera. O sea, no solo es cuestión de encontrar la crema adecuada, la alimentación es fundamental si queremos tener una piel saludable. Así que recuerda que debes beber como mínimo 2 litros de agua al día. También deberías incluir en tu dieta alimentos con grasas saludables como nueces, salmón o aguacate.

‘Skinxiety’: cuando tu piel sufre de ansiedad

Protectores solares con color: la alternativa ideal al maquillaje en verano

Las hormonas, la edad o los genes son otros de los factores que influyen en la aparición de la piel seca. Los baños largos y con agua caliente, tampoco son una gran idea, lo mejor es apostar por baños más cortos y a una temperatura más tibia que caliente.

Recuerda que es importantísimo que todos los días utilices protección solar, sobre todo ahora que aumentan las horas de luz y que comenzamos a exponernos a los primeros rayos directo. 

Una vez tengamos en cuenta estos tres factores hay rutinas que podemos ir siguiendo para conseguir mantener una piel hidratada y saludable durante todo el año.

Tratamientos que no deberías hacer en casa. | Unsplash

Manteca corporal

La manteca corporal puede ser una excelente elección para usar como crema hidratante corporal que proporciona una nutrición a la piel instantánea durante todo el día y deja un ligero brillo. Usualmente están formuladas con una mezcla de aceites, mantecas, y glicerina hidratante convierten a este producto en uno ideal para las pieles secas.

 Vitamina C

Considerada uno de los mejores ingredientes antienvejecimiento, activa la síntesis de colágeno, una proteína necesaria para la regeneración de la piel, además ayuda a prevenir y reducir las líneas de expresión y las arrugas. Otra de sus grandes virtudes es atenuar las cicatrices como las del acné, ayuda a tener un tono más uniforme, aporta luminosidad, minimiza irritaciones y hace más efectiva la absorción de otras cremas. Y aunque sus beneficios se pueden obtener a través de la dieta, el uso de sueros y otros productos tópicos son la forma más directa de aplicarlos al cuidado de la piel.

Mascarilla facial

Las mascarillas faciales son como una especie de limpiadoras de poros que nos ayudan a eliminar la suciedad y las impurezas de la piel para dejarla con un aspecto más fresco y luminoso.