Las cremas antimanchas para presumir de piel. | Matteo Valle / IMAXTREE

21 cremas antimanchas con las que presumirás de piel

Los genes, las hormonas y la exposición solar son algunos de los responsables de la aparición de manchas. 

Javier Guerrero | Woman.es

La predisposición genética, los cambios hormonales (como los producidos durante el embarazo y la menopausia), la ingesta de algunos medicamentos fotosensibilizantes y, sobre todo, la exposición solar son los principales responsables de las alteraciones de la pigmentación cutánea. Cada uno de estos factores provoca un tipo diferente de mancha que demanda un cuidado adaptado a su estructura y necesidades específicas. Por eso, el primer paso es acudir a un dermatólogo para que determine la tipología de la hiperpigmentación (un lentigo solar causado por la radiación ultravioleta no se combate igual que un melasma de origen hormonal) y prescriba un tratamiento personalizado. Eso sí, todas ellas se deben a un desorden en la producción de melanina, el pigmento que se encarga de proporcionar el color a la piel y al cabello.

En cualquier caso, la mejor manera de evitar su aparición es la prevención. De ahí que la mayoría de cosméticos antimanchas incorpore filtros solares que bloquean la acción negativa de los rayos UVA/B. Pero, una vez instaladas, la constancia es el mejor aliado porque es uno de esos problemas estéticos, como las estrías, que no se solucionan de un día para otro. Las fórmulas más eficaces son aquellas que incluyen una gran variedad de activos que se combinan en un cóctel integral para corregir las manchas desde varios ángulos. Así, el ácido kójico bloquea la síntesis de melanina mientras que la vitamina B3 evita que la pigmentación llegue a las capas superiores de la piel, donde se hace visible. Los activos exfoliantes, como el ácido glicólico, y aquellos que aceleran la renovación celular, como el retinol, son básicos en la reducción de su apariencia. Además, es recomendable completar la rutina antimanchas con la aplicación de un sérum iluminador, que potencie los beneficios del tratamiento, y un cuidado nocturno, que continúe con el proceso durante las horas de sueño. Aunque no es rápido ni sencillo, con la dosis justa de ingredientes despigmentantes y perseverancia, podrás lucir un cutis como recién estrenado.

Ver 21 fotos