Las cremas hidratantes para cuidar cuerpo y rostro. | shironosov / ISTOCK

Tras el verano, toca hidratar la piel de rostro y cuerpo

Es la base de una piel bonita, pero tras el verano es normal que se muestre seca y poco flexible. Los expertos nos dan las claves para que vuelva a lucir jugosa y elástica.

Mar Peiteado | Woman.es

Las cremas para hidratar la piel de rostro y cuerpo tras el verano. 

La piel está compuesta en un 70% por agua, pero el abuso de exposición solar provoca la pérdida de ácido hialurónico, una sustancia que se encuentra de forma natural en nuestro organismo y que tiene, entre sus funciones más importantes, la capacidad de atraer y retener agua en la piel que es lo que la mantiene hidratada, firme y elástica. Así que a la vuelta de las vacaciones toca reponer esa pérdida. ¿Cómo?

1. Hidratación y exfoliación

La doctora Elena Martínez Lorenzo, dermatóloga de la Clínica Pilar de Frutos afirma  que es fundamental incorporar "a nuestra rutina de cuidado facial una crema hidratante adaptada a nuestro tipo de piel, que contenga ácido hialurónico, ferúlico etc.". Además, recomienda utilizar un exfoliante para eliminar las células muertas y ayudar a la regeneración de las capas más superficiales de la piel: "Se pueden utilizar productos físicos y/o químicos pero, en cualquier caso, que sean suaves, ya que la piel permanece sensible durante las primeras semanas tras el verano". La doctora advierte que la exfoliación no debe realizarse de forma excesiva, "ya que puede conducir a irritación y descamación", por lo que la recomienda uno o dos días en semana. 

Es el momento de los tratamientos de choque para combatir la tirantez y la deshidratación de la mano de boosters y ampollas. También se recomiendan las mascarillas faciales que actúan mientras dormimos reponiendo los niveles de hidratación para devolverle a la piel su equilibrio y despertar con un cutis jugoso. Tampoco está de más, sobre todo los primeros días, llevar en el bolso soluciones express como brumas faciales, sticks o lápices hidratantes, para aplicar en cualquier momento y en cualquier lugar (incluso encima del maquillaje) y aportar esa dosis extra de hidratación que tu piel sedienta necesita.

2. Otros activos que ayudan

La hidratación es clave, y aunque en este tema nos centramos en ella, conviene recordar que hay activos que aunque no son directamente humectantes, actúan en sinergia y aceleran la recuperación de la piel tras los estragos del verano. La doctora Martínez propone añadir antioxidantes a nuestra rutina: "Los más habituales en productos cosméticos son la vitamina C y E", y recuerda mantener la protección solar: "Es esencial ya que la piel está expuesta al sol los 365 días del año". Por la noche, aconseja aplicar "derivados de la vitamina A, como el retinol, para reparar el daño solar".

3. La alimentación

Si notas la piel seca o poco flexible, pregúntate si estás bebiendo suficiente agua. Desde Slow Life House afirman que beber 8 vasos de líquido es esencial para mantener la estructura celular de la piel.  Además revelan que hay estudios que demuestran que una dieta rica en frutas, verduras y omega3 tiene efectos positivos en la piel. El colágeno también contribuye a la acumulación de agua en las células, por que lo que desde Slow Life House recomiendan consumir alimentos ricos en colágeno como carnes rojas, pollo, pescado, frutas, huevos, frutos secos, ajo, cebolla y té.

4. En consulta

Además de la aplicación diaria de cremas, hay tratamientos de medicina estética que mejoran la hidratación de la piel a largo plazo. El doctor David Romero, dermatólogo y cirujano plastico de la clínica Epidermos propone un tratamiento con Saypha Rich, el nuevo ácido hialurónico de Croma Pharma: "Está compuesto por 18 mg de ácido hialurónico puro sin reticular y 20 mg de glicerol", y explica que el ácido hialurónico aporta una hidratación inmediata a la piel, mientras que el glicerol, además de ser un potente antioxidante, evita que se degrade el ácido hidrópico, potenciando y alargando su efecto hidratante. El tratamiento se aplica "mediante pequeñas inyecciones en dermis, por todo el rostro, cuello y escote", explica el doctor que asegura es "mínimamente doloroso" y que la probabilidad de hematomas “al ser un tratamiento que se realiza muy superficialmente", es muy baja. Los resultados son inmediatos y aunque ya se nota mejora en la primera sesión se recomiendan 3, una cada 3 semanas, para unos efectos que duren en torno a los 8 meses /(220 €/sesión y 450 €/pack 3 sesiones).

Para quien no se atreva con los pinchazos, el tratamiento Hydro-Celular Recuperator, de Lamdors global System  (https://centros.lamdors.com/) aporta una hidratación profunda, elimina el exceso de queratina retenida, oxigena la piel y la fortalece ya que combate los radicales libres. El tratamiento (40 minutos) comienza con una limpieza, a continuación se aplica cosmecéutica oxigenante y se hace penetrar mediante aparatología un cóctel con dos sueros, uno hidratante y otro antiedad y recuperador con vitaminas. Se finaliza con un masaje hidratante y relajante (desde 66,80 €/ sesión).

5. No te olvides del cuerpo…

La piel corporal también requiere, tras el verano, revisar los hábitos de limpieza y cuidado. La doctora Elena Martínez recomienda lavarlo con "geles de limpieza syndet, con agentes emolientes y aceites corporales", exfoliaciones periódicas y suaves, y tratamiento con cremas de "efecto emoliente y función barrera que mejoren la capacidad e la propia piel para retener agua". 

6. Ni del pelo

El cabello, como la piel, necesita estar bien hidratado de continuo para mantener su salud y belleza. Pero esto se hace más necesario tras el verano, en que la mayoría de cabellos muestran sequedad por la exposición al sol, al cloro, a la sal… Para recuperar la hidratación elige productos de lavado y tratamiento con activos como el ácido hialurónico, extractos naturales y libres de sulfatos y siliconas. 

Ver 11 fotos