@miriamalbero / INSTAGRAM

Buenos hábitos: di adiós a la piel de naranja

Alejandra Yeregui | Woman.es

En la ducha, utiliza un guante de crin y masajea incidiendo en muslos, caderas y glúteos y alterna agua fría y caliente.

Bebe dos litros al día, puedes alternar agua con infusiones drenantes como B36, de BioEspaña (23 €).

Camina a diario un mínimo de una hora para activar la circulación. Si añades ejercicio de fuerza, quemarás grasa.

Lleva una dieta saludable rica en verduras como espárrago, alcachofa, tomate y puerro. Las fresas, el kiwi, la piña y la papaya también son diuréticas. Y toma fibra.

Controla los carbohidratos. La pasta, el arroz, el pan y la repostería contienen harinas refinadas y grasas.

Reduce al máximo el consumo de sal y de comida precocinada. Sustitúyela por especias como orégano, pimienta o perejil.

Fuera alcohol, café y tabaco. Alteran la función del hígado y del riñón. De lo contrario, acumularás toxinas que se traducirán en grasas.

Tras una sesión de aparatología como la radiofrecuencia, aplica una crema reafirmante que complemente la acción alisadora y calme la piel.