Biotherm, tesoros del mar

Los científicos buscan bajo las aguas recursos de salud y belleza. Biotherm utiliza este universo submarino. Entre su generación de productos con activos acuáticos, os presentamos dos con algas.

Marta Bonilla

La evolución de las plantas marinas está más cerca del ser humano que de las plantas terrestres. De hecho, hay una gran afinidad entre la composición de las algas y la matriz extracelular de la piel», explican los expertos. Esto lleva a pensar que nuestra piel puede beneficiarse de la inmensa variedad de sustancias activas que se encuentran en el fondo del mar.

¿Objetivo? Trasladar a la piel la forma de actuación de las plantas: Se trata de observar cómo se comportan estos organismos en el mar: cómo se hidratan, regeneran o defienden de las agresiones y a partir de ahí, desarrollar moléculas que reproduzcan su acción sobre la piel.

Más firmeza
La Laminaria Ochroleuca es una macroalga que sobrevive azotada por las olas en el mar céltico, gracias a un mecanismo de defensa que le aporta rigidez y resistencia. Los científicos de Biotherm han incorporado un extracto de esta macroalga en su línea firmeza: Firm Corrector (44,50 €).

Y es que las algas siguen siendo unas grandes desconocidas, a pesar de que la belleza lleva mucho tiempo aprovechando sus beneficios, a través de la talasoterapia y los tratamientos cosméticos. Tienen múltiples efectos: desde lipolíticos a protectores del sol gracias a sus reservas de pigmentos y betacarotenos contra los rayos UV. Tienen una increíble capacidad de supervivencia: «Gracias a ellas, algunos corales sobreviven hasta 4.000 años. Por eso pensamos que pueden tener la clave de nuestro envejecimiento», explica la bióloga Thys.

Acción antiacné
La L.digitata es una macroalga que resiste los ataques bacterianos. Su extracto, enriquecido con zinc, se ha incorporado al gel hidratante Pure Perfect (32,90 €) para reducir la producción de grasa y combatir el acné. La línea se complementa con un gel limpiador.

-->