Que Mariah Carey lleva una bloguera dentro se demuestra aquí: tres fotos, misma localización y distinta ropa, ¡bravo! | @mariahcarey / INSTAGRAM

Por qué imitar los baños de leche de Mariah Carey y cómo prepararlos

La cantante ha desvelado cuál es uno de sus grandes secretos de belleza. 

Clara Hernández | Woman.es

Mariah Carey ha revelado en una entrevista a The Guardian cuál es uno de esos secretos que le ayuda que, a sus 48 años, luzca tan radiante, bella y estupenda, y con el que seguramente alguna vez has fantaseado si viste el clásico cinematográfico de 'Cleopatra' de Liz Taylor. Sí, se trata de los baños de leche, una práctica ancestral de reinas (hoy, al parecer, de divas musicales) que tiene mas de 21 siglos de antigüedad.  

"Me baño en leche (...). Algunas veces uso la leche como tratamiento de belleza", ha explicado la artista, cuyos baños lácteos, ha especificado, son "fríos". 

Independientemente de que la leche empleada sea de burra (como la que, históricamente, utilizaba Cleopatra) o de vaca o cabra, estos tratamientos tienen numerosos beneficios. Además, tranquila: no hace falta que vacíes en la bañera litros y litros de leche ni que te enfrentes a facturas y carritos repletos de tetrabrik: con tres tazas de leche tendrás suficiente. 

Ahora, mira todas sus propiedades: 

1) Exfoliante natural: la leche contiene ácido láctico, que facilita la retirada de células muertas y manchas de la piel dejando la piel mucho más suave y uniforme.

2) Hidratación: posee un alto poder de tonificación e hidratación gracias a los alfahidroxiácidos, y revitaliza la piel seca.

3) Calma irritaciones, quemaduras solares y rojeces, y es muy nutritiva.

4) Reafirmante: Rejuvenece la piel y atenúa arrugas superficiales y manchas. Contribuye a la formación de colágeno, indispensable para combatir la flacidez por la edad.

Aliaksandra Ivanova / EyeEm

¿Cómo preparar tu baño de leche? 

1. Llena la bañera con agua tibia (Mariah Carey recomienda el baño frío, que tiene otras propiedades, pero no es la única manera. El baño ha de ser relejante). 

2. Mezcla el agua con 3 o 4 tazas de leche entera (si es de burra, mejor, pero vale de vaca) o media taza de leche en polvo.

3. Es habitual añadir otros ingredientes como miel, que ayuda a ablandar la piel (un cuarto de taza).

4. Relájate y permanece en la bañera durante 20 minutos. 

5. Limpia bien la bañera para que no queden ningún resto de leche, que puede proporcionar después mal olor.