IMAXTREE

Rellenos de arrugas: adiós al envejecimiento

La nutrición, las cremas y los rellenos con ácido hialurónico o grasa serán tus aliados para mantener las arrugas a raya.

NATALIA HERMOSÍN|WOMAN.ES

Llegada una determinada edad, las arrugas empiezan a suponer un problema. Nada como ellas evidencian tanto el paso del tiempo en la piel y por eso, minimizar su aparición es uno de los objetivos de los expertos en belleza. Además de la edad, hay otros factores que ayudan a la aparición de estas marcas en el rostro como el estrés, la contaminación o la nutrición.

Este factor es muy importante porque de nada sirve atacarlas desde fuera si desde dentro mantenemos una actitud pasiva. Es más, cuidando la alimentación y tomando determinados alimentos ayudaremos a retrasar su aparición o que ésta sea lo más progresiva y suave posible. ¿Qué alimentos son? Pues para empezar, el agua. Es fundamental mantener la piel hidratada al máximo, así que hay que hacer caso a los expertos y beber, al menos, dos litros al día. Otros alimentos que puedes incluir en la dieta son el chocolate, que es rico en antioxidantes, las almendras, ricas en vitamina E, o las zanahorias, ricas en betacaroteno. 

Cuando hemos llegado a un punto en que las arrugas ya están muy marcadas en la piel (o sabes que van a empezar a estarlo), es hora de ponerse en manos de profesionales. Para empezar, explicaremos que hay dos tipos de rellenos: los autólogos (o de grasa) y los heterólogos (que pueden estar sintetizados en laboratorio, como el ácido hialurónico, o ser de origen animal). 

D.R.

Bien y, ¿con cuál rellenamos nuestras arrugas? "En general, para tratar zonas extensas es mejor utilizar la grasa propia o relleno autólogo. Por ejemplo, para realizar un aumento glúteos, el tratamiento de cicatrices deprimidas o secuelas de accidentes de tráfico… Sin embargo, para rellenar pequeñas arrugas y surcos se utilizan más los productos de síntesis o heterólogos", explica el doctor Ángel Juárez, miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora (SECPRE). 

Entre los rellenos heterólogos, el ácido hialurónico es el rey por varias razones: es fácil de aplicar, dura muho y tiene pocos efectos adversos. "El ácido hialurónico es una molécula que se encuentra de forma natural en el organismo; sobre todo, en las articulaciones y en la piel. Tiene una textura viscosa y una gran capacidad para retener agua. Este hecho le confiere un efecto voluminizador, de relleno, hidratante y reafirmante. Aplicado de forma tópica mejora la hidratación de la piel. En forma de inyección, está indicado para rellenar arrugas y surcos, así como áreas que han perdido volumen con el paso del tiempo, tanto a nivel facial como corporal", aclara el doctor Juárez.

Mientras que para las arrugas del rostro, fruto del paso del tiempo o de expresión, se aconseja el uso del ácido hialurónico, hay otros casos como tratamiento de zonas como mamas, glúteos, cicatrices…en las que es necesario el relleno con grasa (autólogo). "En general la grasa se utiliza en áreas más extensas, como por ejemplo cicatrices deprimidas, pérdidas de volumen importantes, secuelas de traumatismos, de extirpación de tumores, anomalías congénitas…", explica Ángel Juárez. Hay que tener en cuenta en los casos en los que no usar uno u otro relleno. Mientras que para el contorno de ojos no se debe usar relleno autólogo, para las mamas, por ejemplo, no hay que usar ácido hialurónico. 

Otras grandes diferencias entre ambos tratamientos son el procedimiento y la duración de los efectos. Para el ácido hialurónico basta con un tratamiento ambulatorio y crema anestésica, el relleno autólogo requiere una intervención quirúrgica. En cuanto al tiempo, "en el caso del ácido hialurónico, dependiendo de su reticulación, sus efectos se mantienen entre 9 y 12 meses. En general se aconseja un tratamiento anual para mantener los resultados. La duración del relleno con grasa es mucho mayor que con el ácido hialurónico; el problema es que una parte de la grasa infiltrada tiende a reabsorberse. Sin embargo, la grasa que permanece ya no se reabsorberá", matiza el doctor Juárez.