Antonello Trio / IMAXTREE

17 contornos de ojos para iluminar la mirada

Las soluciones que estaban buscando contra las temidas patas de gallo, bolsas y ojeras.

Javier Guerrero | Woman.es

La piel que rodea el contorno de los ojos es la más fina y frágil de todo el cuerpo (su grosor es de entre 300 y 800 micras, menos de medio milímetro) y cuenta con un menor número de glándulas sebáceas y fibras de elastina y colágeno. Estas son las dos razones principales por la que necesita productos específicamente diseñados para ella. Sin los cuidados adecuados, esta zona es la primera en reflejar­­ la fatiga y los signos de envejecimiento prematuro, lo que se traduce en una mirada apagada y sin brillo, como de haber dormido poco y mal. Y es que, en un área tan pequeña, se concentran distintos problemas que demandan un tratamiento personalizado.

Por un lado, en el extremo exterior del ojo aparecen las patas de gallo, líneas de expresión que, con el paso el tiempo, se transforman en arrugas profundas. Los responsables son los más de 20 músculos periorbitales con los que expresamos todas nuestras emociones y que están en continuo movimiento. Por otro, las ojeras que son el resultado de una producción excesiva de melanina unida a la dilatación de los vasos capilares situados bajo el ojo. Y, por último, las bolsas, cuya principal causa es la retención de líquidos.

Por eso, a la hora de elegir un contorno de ojos, lo más recomendable es decantarse por texturas multifunción que actúen de manera global. El aceite de rosa mosqueta, el ácido hialurónico y la vitamina E son muy eficaces para atenuar las arrugas, mientras que la cafeína, el ginkgo biloba o la vitamina C son grandes aliados contra las ojeras. Para reducir las bolsas, los ingredientes que estimulan la microcirculación son la mejor opción. Busca fórmulas ricas en péptidos, glicoproteínas, silicio y té verde.

Ver 19 fotos

El método de aplicación es casi tan importante como los propios activos porque ayuda a la penetración del producto: siempre después de la limpieza facial, de dentro hacia fuera, con mucha delicadeza y sobre el hueso orbital, nunca sobre la ojera. El formato en roll-on es la solución definitiva para las más perezosas, mientras que los aplicadores de última generación harán las delicias de las "beauty addicts". Pero si optas por la crema tradicional, extiéndela con los dedos anulares, ya que son los que menos presión ejercen. Eso sí, si las ojeras te sientan igual de bien que a Kristen Stewart y has hecho de las bolsas un sello personal, como Benicio del Toro, no hace falta que sigas estos consejos.