Tips favorecedores para pasar de pelo corto a largo

Cambiar el look de corto a largo puede suponer muchos Bad hair days: cabello sin forma, horquillas por doquier o una coleta perpetua para disimular el caos. Los expertos te dan las claves para pasar con notable el proceso.

Alejandra Yeregui | Woman.es

Es contradictorio, pero si te quieres dejar crecer el cabello, debes cortarlo con una frecuencia de entre cuatro y seis semanas.

Primero, porque hay que ir dándole una forma favorecedora. “Y, además, porque se compensa la falta de cuidados que hace que el pelo pierda agua, elasticidad y se cargue de siliconas. Cuando la punta tiene el mismo grosor que la raíz, el cabello da una sensación óptica de mayor longitud”, apunta la peluquera Diana Daureo (General Pardiñas, 95. Madrid. Tel. 915 633 169).

Eso sí, no por darle el tijeretazo va a crecer antes. “Cortar el cabello en la punta no tiene ningún efecto en la raíz, y, por tanto, es un falso mito, al igual que hacerlo con luna llena”, señala Anthony Llobet, estilista embajador de Tresemmé. En cambio, es recomendable a diario hacerse un masaje craneal para irrigar la microcirculación del cuero cabelludo que nutre el bulbo piloso.

GETTY

De pixie a carré

El corte: Si te has cansado del garçon como la actriz Michelle Williams, y te apetece la melena a la altura de la mandíbula de prácticamente una sola capa, “hay que ir retocando la nuca para que el cabello siga creciendo sin que se vea desgreñado. Así se irán igualando poco a poco con los frontales y los lados”, explica Antonio Garrido, dueño de los salones con su nombre en Madrid y Barcelona. En una segunda etapa, es clave desfilar ligeramente las capas sin tocar el largo para evitar el efecto casco.

El styling es igual de importante durante el proceso: “Utiliza buenos productos que te ayuden a controlar mechones rebeldes como ceras, sprays de fijación o de ondas sin efecto mojado”, apunta Diana Daureo. Te ayudarán a crear looks que equilibren el corte con el rostro. Si tienes la cara redonda, es necesario evitar el volumen a los lados de la cara: “Peina las patillas detrás de la oreja, aligera con producto la corpulencia lateral y potencia el de la parte superior de la cabeza para alargar el rostro”, apunta Garrido. Las planchas son buenas aliadas. Ocurre todo lo contrario con las facciones alargadas, procura sacar ondas y espesor a los laterales.

Los flequillos empiezan a dejar de serlo con el crecimiento, ¿cómo se manejan? En ese momento,“los diagonales y los cóncavos (más corto en el centro que en los extremos) se peinan hacia un lado o con raya en medio. Son más difíciles de controlar los rectos y los muy densos, en los que hay que desfilar las puntas para suavizar contornos”, aconseja Antonio Garrido.

De garçon rizado a melena shag

@micarganaraz / INSTAGRAM

El corte con reminiscencias ochenteras de Flash Dance fue el look más fotografiado del street style de las semanas de la moda de París y Milán. Si lo has tenido corto, sólo tienes que lograr igualar la base para lograr el codiciado shag hair. Porque en el corte de moda juegan las capas tanto cortas como largas. “A medida que crece hay que ir recortando las capas de la parte superior de la cabeza, e ir dejando a su vez que vayan creciendo patillas y nuca y, lo fundamental, cortar el flequillo bajo las cejas desfilado en las puntas ligeramente”, cuenta la estilista Noelia Jiménez, con salón del mismo nombre en Madrid. Se peina con los dedos y la cabeza hacia abajo. Y si quieres darle un toque más pulido en los mechones frontales,  “realiza medio giro hacia atrás con una plancha”, añade la experta. 

De bob a largo

GETTY

Te apetece volver a tener melenón, “simplemente hay que mantener el corte y redirigir las capas. Las melenas largas se llevan con mucho movimiento y muy trabajadas con cortes con buena técnica para que al viento miles de hebras que se mueven solas”, afirma la estilista Diana Daureo. Una herramienta muy útil para inspirarte en looks de backstage y probar en tu propio rostro infinidad de cortes, incluso con retoque de color, es la nueva app gratuita de L’Oréal Professionnel Style My Hair.

 

Relacionados