Te damos las claves para que descubras tu estilo favorito esta primavera. | Armando Grillo / IMAXTREE

Las 5 tendencias que querrás llevar en tu cabello, sí o sí

Hay un estilo para ti. Desde la melena rock and roll hasta el rizo de la 'new wave'. Te enseñamos a ganar destreza con las herramientas de calor para que domes la naturaleza del cabello a tu antojo.

Alejandra Yeregui | Woman.es

1.MINI-RIZOS + LISO

El efecto crimped es sutil para, a continuación, tu pelo vaya liso. | Alessandro Lucioni / IMAXTREE

Olvida la melena de rizo zig zag súper voluminosa de los 80. En 2018, el efecto crimped es sutil, convive con la textura lisa y se puede utilizar incluso como contouring para embellecer el marco del rostro. Como propone Vionnet, escoge sólo algunas secciones aleatorias para el mini-rizo. En mechones frontales a la altura de las orejas, funciona como un accesorio trendy y favorece a los rostros alargados que requieren algo más de volumen en los laterales.

Al utilizar la plancha rizadora, “procura que el cabello esté limpio, seco y sin demasiado producto para que el rizo quede muy suelto. Si la fórmula lleva alcohol o el cabello está húmedo, éste podría quedar duro”, explica Sandra Sadler, del salón Coolday, de Madrid (Tel. 914 113 055). También es importante saber bien donde situar la plancha, un error te lleva de nuevo a ponerte bajo el agua del grifo.

Prueba otros looks. “Hazte una coleta baja con el cabello tirante y liso y utiliza la tenacilla gaufre (sí, las de placas onduladas) para rizar sólo la coleta”, aconseja la peluquera. ¿Otra versión? Alisar todo el cabello y crear el zig-zag sólo en las puntas.

Te recomendamos GCK S-Easy Crimp Purple (89 €), tiene placas de titanio y turmalina específicas para crear las ondas en zig-zag. 

GCK S-Easy Crimp Purple (89 €). | D.R.

2. BUCLES, POR FAVOR

Vuelven los rizos marcados y refrescantes. | Matteo Volta / IMAXTREE

Vuelven los rizos marcados, refrescantes y algo inocentes de adolescente que quitan años, como los del desfile de Jonathan Simkhai.

Si lo tienes liso, “el único requisito es una buena herramienta térmica para crear el peinado”, explica María Villagrasa de Atelier Charo Palomo (charopalomo.es). Tanto las conocidas tenacillas como los rizadores automáticos (que enrollan, calientan y rizan automáticamente el cabello) pueden ser tu opción. También funcionan los bigudíes sobre el pelo húmedo y un producto de fijación.

Si tienes rizos por naturaleza, la piedra angular es la hidratación. Cuanto más nutrido esté, más bonito queda. “Uno de los tratamientos que más me gusta del salón para este tipo cabellos es el de Colágeno y Ácido Hialurónico porque repara y controla el encrespamiento”, cuenta María de Atelier Charo Palomo. Para definir el rizo, basta utilizar un secador con difusor y dar un toque de curling iron en mechones superficiales que se vean.

El toque final. Nunca peines con cepillo y aplica fijación suave o un producto de acabado anti-frizz si necesitas más control anti-encrespamiento. Los semirecogidos sencillos y las trenzas son buenos compañeros de este look rizado.

Te recomendamos. El rizador de pelo automático Philips ProCare Auto Curler, de Philips (101,99 €). El cabello se enrolla en el cilindro térmico y crea rizos en segundos.

Rizador de pelo automático Philips ProCare Auto Curler, de Philips (101,99 €). | D.R.

3. AL NATURAL

Para el desfile de Tommy Hilfiger el cabello se trabajó sin necesidad de cepillo o difusor. | Daniele Oberrauch / IMAXTREE

La melena de corte carré, midi o long bob con pocas capas se lleva desenfadada y con un toque rock’n’roll. El secado al aire se ha convertido en una tendencia en sí misma. ¿Un ejemplo? En Tommy Hilfiger el cabello se trabajó sin necesidad de cepillo o difusor.

Dale textura. El primer paso si te lo has lavado ese mismo día es aplicar un producto de peinado. Si lo tienes muy fino te puede ir bien Texture Tonic, de Aveda (29 €); si lo tienes rebelde, la línea Smooth Again, de Kevin Murphy (24,50 €).

Si prefieres usar secador. “Utiliza un difusor, y si no tienes, utiliza la mano para frenar la potencia del aire. El secador siempre debe estar a la velocidad mínima para no despeinar demasiado el cabello. Para trabajar remolinos, estira el cabello sujetándolo con los dedos y aplica calor”, aconseja Sandra Sadler de Coolday. Puedes terminar con un toque de tenacilla o styler de medios a puntas y deshacer ligeramente la onda con los dedos.

Te recomendamos. El secador inteligente Sensor Digital, de Babyliss (225€). Modifica la velocidad, temperatura y potencia de forma automática según las necesidades del cabello.

Secador inteligente Sensor Digital, de Babyliss (225€). | D.R.

4. EL PERFECTO BRUSHING

Te contamos cómo obtener el perfecto brushing para tu pelo. | Andrea Adriani / IMAXTREE

Un cabello con calidad, de aspecto brillante y volumen en su justa medida. Es algo evidente para un gurú como Guido Palau (fíjate en el look de Versace), pero si tú no lo tienes tan claro, sigue los pasos del pulido perfecto.

No te pongas años. Lo ideal es comenzar secando el cabello boca abajo. Después, pule medios y puntas. “Utiliza un cepillo mediano o grande según sea tu largura. Haz un medio giro de muñeca para que la punta no quede ni muy metida ni demasiado plana. Y si quieres darle un volumen extra en la zona alta de la cabeza utiliza un cepillo de un grosor más grande (32” o más)”, recomienda María Villagrasa de Atelier Charo Palomo. Termina con un golpe de aire para despeinar ligeramente el resultado.

¿Me tiene que quemar el secador? “Un cabello fino y con poca densidad se va a trabajar mucho mejor a una temperatura media. En cambio, un cabello grueso necesita más potencia de calor”, dice la experta.

Te recomendamos: Dyson Supersonic (399 €). Con motor digital en el mango, control inteligente del calor y flujo de aire rápido y bien dirigido.

Secador Dyson Supersonic (399 €). | D.R.

5. LISO ETÉREO

Porque te apetecerá llevar el cabello suelto. | Daniele Oberrauch / IMAXTREE

En verano apetece llevar el cabello suelto y aéreo. En la pasarela de Dolce & Gabbana el cabello flotaba sobre la pasarela como si no pesara.

En cabellos de medios a gruesos, este efecto no es tan envidente como en los finos y lisos. “Es aconsejable hacer un brushing primero para dejar una textura la menos densa posible y, sobre todo, para cerrar las cutículas. Así las pasadas de plancha se hacen mas fácilmente”, apunta Sandra Sadler.

Cuando utilices la styler, nunca olvides un protector térmico y seca la humedad en el sentido de las cutículas del cabello para facilitar el trabajo de después de la plancha. “Coge mechones de entre 2 y 4 cm. Ten cuidado con el cabello muy fino; las separaciones muy finas pueden aportar demasiada electricidad al cabello”, añade la experta.

Te recomendamos: GHD Gold Styler (199 €) con tecnología Dual Zone que incluye dos sensores para controlar el calor óptimo desde la raíz a la punta.

Plancha GHD Gold Styler (199 €). | D.R.