Sara Sálamo en una imagen de su perfil de Instagram. | Instagram @sarasalamo

Sara Sálamo y la realidad sobre la caída de pelo en el posparto: "cada día, a mechones"

Tras haber confesado que con el nacimiento de su primer hijo se quedó "absolutamente calva", la actriz ha actualizado sobre la situación actual de su melena ahora que su hijo menor tiene más de medio año de vida.

María Aguirre Álvarez

Sara Sálamo es una de las mujeres famosas más comprometidas con dar visibilidad a la maternidad en toda su amplitud. La actriz no duda en mostrar la cara amable, toda la felicidad que esta experiencia única en la vida conlleva, pero también la parte menos agradable, esa que con el esfuerzo de muchas madres, de la comunidad médica y también de bastantes medios de comunicación, está dejando de ser poco a poco un tabú. 

La canaria habló sin tapujos, por ejemplo, de cómo intenta combatir la mastitis, y también hizo lo propio en su primer embarazo con la caída del cabello, una de las consecuencias más habituales de los cambios hormonales propios de la gestación y en este caso, del posparto. "Me preguntáis muchas que si mi caída del pelo continúa... Aquí podéis ver lo que pasó esta mañana después de peinarme. Siempre es así. Cada día. A mechones. Así que, sí, la caída continúa", explica una de las protagonistas de 'El año de la furia', último trabajo suyo en ser estrenado. 

Sálamo acompaña su sincera declaración con una imagen en primer plano de su mano sosteniendo una mata de pelo importante, aunque se muestra optimista porque ha hecho los deberes y sabe que este proceso es completamente natural: "También sé que es una etapa y volverá a crecer", afirma justo antes de mostrar su empatía habitual con otras mujeres que sufren, como ella, el efluvio telógeno posparto, que es como se llama a la caída del pelo en el posparto. "Mucho ánimo a las Mamis que estáis pasando por este proceso", dice. 

Sara Sálamo actualiza la situación sobre su caída de pelo en el posparto. | Instagram @sarasalamo

Bajo el hashtag #CosasDeMadres, la artista nacida en Santa Cruz de Tenerife hace 29 años, mamá de dos niños junto al futbolista del Real Madrid, Isco Alarcón -este tiene un tercero fruto de una relación anterior-, vuelve a poner encima una cuestión que no es un riesgo para la salud del cabello porque es completamente normal que ocurra, pero que sí puede tener consecuencias a nivel emocional y, en consecuencia, sociales, importantes. 

El efluvio telógeno posparto, tal y como explica la dermatóloga Patricia Apt de la clínica Las Condes, es un tipo de alopecia muy habitual cuyo cuadro "es reversible y su pronóstico capilar es favorable". El efluvio telógeno posparto, añade la doctora, "Nunca conduce a una calvicie por sí sola, siempre que la paciente no tenga alopecia androgénica al mismo tiempo".

Por lo tanto, salvo que esté asociada a otra circunstancia, la caída del cabello después de dar a luz -se puede alargar hasta 6 u 8 meses después del parto- "se frenará progresivamente, notando cada vez menos pérdida de pelo", explica la doctora Apt. "Después comenzará una fase de recrecimiento con pelo fino corto que, poco a poco, se engrosará hasta recuperar la longitud y el tallo habitual. Todo este proceso es muy lento y puede durar hasta 12 meses, no hay que alarmarse si no se nota mejoría antes”, concluye la dermatóloga.