El rubio vuelve a ser este verano el color estrella de la temporada por su naturalidad y frescura. | Alessandro Zeno / Imaxtree.com

El rubio vuelve a ser el color de pelo más deseado del verano

Te contamos por qué sigue triunfando entre las celebrities y a pie de calle y las técnicas de coloración más interesantes para pasarse al tono estival por excelencia.

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Año tras año el rubio recupera su trono en cuanto llega el calor. Por mucho que durante los meses pasados triunfaran los castaños y rojizos, los grises platino o, incluso, colores menos ortodoxos como el melocotón o el rosa pastel, empieza el verano y todo el mundo quiere ser rubio. En las últimas semanas hemos visto a Kaia Gerber, Millie Bobbi Brown, Lana del Rey y hasta la morenísima Rosalía caer rendidas a este tono. Incluso otra morenaza, Emily Ratajkowski lo probó por unos días…

- Ya es oficial: Rosalía es rubia (sí, tanto como Kylie Jenner)

- Al final, los ‘haters’ de Emily Ratajkowski se han salido con la suya y se ha teñido de nuevo, de moreno

Pero ¿qué tiene el rubio que tanto nos enamora? Lo cierto es que lo relacionamos con la playa, el estilo surfero y la vida relajada junto al mar. Con la melena de Gisele. O con el efecto del sol sobre nuestro pelo después de unas largas (y ansiadas) vacaciones. Por eso, es habitual que cuando se inaugura la temporada estival nos volvamos locas entre reflejos, mechas y tintes para aclarar la melena de la forma más natural posible. Eso sí, te recordamos que es esencial dedicarle unos cuidados especiales, y más aún en verano. “En la playa o piscina, debemos proteger el cabello con sombreros o gorras y después de nadar, enjuagarlo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

I don’t know what day it is anymore, but we just found our dog doppelgängers... and some pretty great hair inspo. Big day for us.

Una publicación compartida de Jessica Biel (@jessicabiel) el

En casa, gestos tan sencillos como usar un champú con agentes limpiadores suaves y acondicionador tras el lavado puede marcar la diferencia”, aconseja Modesta Cassinello, creadora de la marca de cuidado capilar que lleva su nombre. “El uso frecuente y prolongado del acondicionador es muy efectivo para prevenir y contrarrestar los daños de la radiación UV sobre el pelo”, añade. Si aún no has pasado por la peluquería y te quieres pasar al bando de las rubias, toma nota de las técnicas que están triunfando este año para pedirlas en tu salón:

Mechas Shatush: Sustituyen al balayage los babyligths de años anteriores, con un resultado muchísimo más natural. La idea es la misma: mantener las raíces más oscuras e ir aclarando el resto del cabello poco a poco, con reflejos nada forzados, como los de Jessica Biel o Jessica Alba. “Con esta técnica no se nota corte entre un tono y otro; ni se aprecia dónde empieza o dónde acaban. Además, duran hasta 16 semanas”, explica Georgiana Todose, especialista en color del salón Sonia Atanes Hair Beauty, donde las realizan. Este trabajo, perfecto para olvidarse de retoques continuos, es muy artesanal, ya que se adapta a cada melena (de hecho, lo pueden pedir las morenas), y aporta mucho brillo y luz al pelo.

Magic Light: Esta técnica de coloración funciona de forma similar al top coat para uñas. Ya que aumenta el brillo, potencia los reflejos y capta la luz sobre el pelo durante más o menos un mes. La idea es realizar un ligero aclarado en todo el cabello mediante una coloración semipermanente y, por tanto, se puede aplicar también en colores castaños. Las que ya tengan una base clara pueden probar la versión Magic Beige, que combate los reflejos amarillentos y apagados. En salones Jean Louis David.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

this is hard but i smell great #mjdaisy @marcjacobsfragrances

Una publicación compartida de Kaia (@kaiagerber) el

Rubio vainilla: La luz es de nuevo el secreto de esta tonalidad, a la que Kaia Gerber se apuntó días antes del solsticio de verano. El resultado recuerda a ese rubio ‘virgen’ de los niños pequeños cuando regresan de unas semanas de vacaciones en la playa. Y por eso levanta tantas pasiones. Veraniego y perfecto para combinar con un bob, no deja de tener sus inconvenientes, “ya que supone aclarar bastante la base natural, por tanto, no todos los tipos de cabello pueden soportarlo”, advierte Eduardo Sánchez, de Maison Eduardo Sanchez.

Melting blonde: O, en español, ‘rubio derretido’. Es decir, no es más que el paso de un tono oscuro a otro más claro, difuminándose, degradándose como un helado que se derrite. “Es un tono difícil de detectar por su forma tan natural, por eso es muy apropiado para todo tipo de bases. Es preferible que se haga con pincel para que el resultado sea un reflejo a lo largo de la melena que se pierde en esa propia melena”, detalla Paul Tudor, estilista de David Künzle Fuencarral.

El rubio sigue siendo el color estrella del verano | Szymon Brzoska/Imaxtree.com

Rubio trigueño: Piensa en Blake Lively y su melenón. Ahí tienes el wheat blonde -o rubio trigueño- perfecto. Un tono que tira hacia el beige en su versión más cálida y se combina con reflejos sutiles en miel y caramelo. Y, como en la mayoría de las técnicas que te hemos mencionado, la raíz se deja un poco más oscura. Quizá esta tendencia tenga mucho que ver con que después del confinamiento, dejarse raíces se convirtió en lo más cool.