La reina Letizia con moño bailarina. | Gtres

El moño bailarina de la reina Letizia para estrenar la blusa de mangas abullonadas más bonita

Un diseño de Pertegaz cargado de elegancia. 

Woman.es

En lo que llevamos de temporada de premios, han sido muchas las actrices que han coronado el clásico moño bailarina como la mejor elección. Patricia López Arnáiz en los GoyaKaley Cuoco en los Critic's Choice Awards, Loreto Mauleón en los FerozBelén Cuesta en los Forqué... No hay duda de que este peinado ha pasado a ser el preferido para los eventos celebrados durante los últimos coletazos del invierno. Tanto es así que la última en apostar por él recientemente ha sido la reina Letizia. 

Doña Letizia acudía la noche del martes 10 de marzo al Auditorio de Madrid junto al rey Felipe VI para atender el concierto en homenaje a las víctimas del terrorismo y era precisamente este recogido pulido unido en un círculo en la parte central de la cabeza el que escogía para la ocasión. 

De este modo, la reina no solo dejaba su rostro despejado -cubierto, eso sí, por la mascarilla- sino que permitía que los largos pendientes de brillantes en cascada firmados por Tous por los que había optado cobraran protagonismo. Sobre todo porque lograban aportar luz a un look que necesitaba de ese punto de distinción al ser el negro el único color que aparecía, con el que había logrado conjugar a la perfección sobriedad y elegancia. 

La reina Letizia con look total black y moño. | Gtres

Después de varios meses en los que apenas habíamos tenido la oportunidad de ver a la reina estrenar nuevas prendas porque había aprovechado para reciclar muchas de las que ya tenía en su armario en sus recientes actos oficiales, doña Letizia ha sorprendido al aparecer en este recital en la capital española con un nuevo conjunto de pantalones de talle alto y una blusa de mangas abullonadas de lo más especial. 

Ambas piezas son obra de la casa Pertegaz, toda una referencia en el vestidor de la reina si tenemos en cuenta que han sido varias las veces que ha lucido sus diseños -imposible olvidar el vestido de flores que lució en la recepción previa a los premios Princesa de Asturias en 2019 o la chaqueta con plumas que llevó ese mismo año en la entrega de los premios Princesa de Girona-, incluyendo el que seguro es el más especial para ella, el vestido de novia que el creador ideó en exclusiva para que ella se casara con el entonces príncipe Felipe

Lo combinó con un clutch de terciopelo estriado de Emporio Armani también en color negro y los que figuran entre los pares de zapatos más recurrentes por la reina en este tipo de actos, los formados en vinilo por la casa Manolo Blahnik. Pura sofisticación.