IMAXTREE

¿Qué pasa si dejas de usar champú?

Es un experimento real, con resultados relaes.

Araceli Ocaña | Woman.es

Quizá nunca te lo habías planteado porque hay cosas que aprendes desde que naces: el cuerpo y el pelo no se lavan solo con agua, necesitan la ayuda del jabón. Sin embargo, Sarah Theboom, una periodista neoyorkina dejó de usar champú hace ya ocho años.

No se trataba de un experimento sociológico sino que se vio motivada al ver a una vieja amiga cuyo pelo, que siempre había sido rebelde y estaba seco, estaba brillante y suave. Ella compartió con Sarah su secreto y la periodista se decidió: iba a probar lo mismo.

Al principio no estaba muy convencida, no sabía qué hacer, pero quería probar el consejo de su amiga que le advirtió: el pelo pasaría por un periodo de ajuste en sus primeras fases.

Y así fue: Sarah vio cómo la caspa y la grasa hacían más que una aparición, su presencia era tan masiva que durante semanas tapó la cabellera con turbantes e incluso su novio cuestionó su decisión pero ella, según explica a la revista norteamericana 'Seventeen', se sentía "comprometida" con la causa.

Esta primera etapa duró unas seis semanas, después pasó otras seis de transición y finalmente, relata, llegó la magia. Según ella, empezó a ver cómo su pelo estaba "suave, sedoso" cuando no hacía nada para manipular su aspecto.

Y de esto han pasado ya seis años. La periodista reconoce que le ha ayudado mucho a contar su secreto el hecho de que famosas como Kim Kardashian reconozcan que pasan día sin lavarse el pelo (aunque ella sí lo lava... con agua) y que hasta exista un movimiento llamado "The No-Poo Method", pero no se declara en contra del champú: "No creo que el champú sea el demonio o malo para tu pelo... Aún tengo días buenos y días de malos pelos, pero, por encima de todo, mi pelo se nota y se ve mucho más sano."

El movimiento No-poo no es algo nuevo. Sus seguidores abandonan el uso de los champús comerciales porque lo consideran demasiado tóxicos para ellos y para el medioambiente.  No todos abrazan la alternativa de no volver a lavarse el cabello, algunos apuestan por alternativas más naturales que se supone que hacen que el cabello se vea más sano y natural, y en definitiva, hermoso.

¿Cómo hacerlo?

Los seguidores de esta moda, primero dejan pasar una fase que califican como "desagradable", de 5 a 6 días sin lavarse el cabello. Esta fase es necesaria porque así el sebo natural del cabello puede nutrir las raíces lo mejor posible. Tras este periodo, en lugar de usar el champú comercial habitual, los que han seguido adelante con esta experiencia, se lavan el cabello con agua tibia. Algunos, apuntan que es recomendable aplicar una mascarillas de bicarbonato de sodio y agua, durante aproximadamente 2 minutos, para posteriormente retirarla con agua tibia, enfatizando el cuero cabelludo. Los más osados apuestan por un enjuague con  vinagre de manzana y agua, para eliminarla posteriormente con agua fría. Y, por supuesto, una dieta equilibrada ...