@collagevintage2

El 'pulsing', la técnica que todas las chicas de pelo rizado llevan a cabo para controlar un cabello rebelde

Fácil, rápido y solo requiere de nuestras manos.

NATALIA MORÁN | WOMAN.ES

Si tu el pelo rizado esto te interesa, aunque seguro que ya lo llevas a cabo aunque no eres consciente de que uno de tus actos más habituales tiene nombre: el 'pulsing'. Y aunque esta palabra te suene extraña, pronto verás a qué nos referimos.

Lavarse el pelo con una periodicidad en la que el margen de 24 horas casi ni se supera, al igual que cepillárselo todas las mañanas o pasar la plancha para jugar con mechones y conseguir un look muy distinto cada día de la semana forman parte, en definitiva, de una especie de rutina o ventajas que para aquellas que contamos con el pelo rizado son más bien impensables.

Claro está que cada tipo de cabello tiene sus ventajas y mientas que el más liso de todos permite infinidad de peinados sencillos o más elaborados sin necesidad de entrar en una lucha que en el caso de los rizos bien se sabe que está destinada al fracaso al tener que enfrentarse al pelo más rebelde de todos, en otros casos, somos nosotras quienes mejor paradas salimos al poder aguantar dos, tres o incluso cuatro días sin tener que pasar por la ducha (seguimos hablando de cuestiones capilares) manteniendo el mismo brillo y volumen desde el primer día de lavado. Y aunque cada rizo es un mundo por muy parecido que suela parecer a muchas, verdad es que cada una tiene sus propios trucos entre los que puede coincidir en la mayoría de todas el irse a la cama con la melena bien mojada.

Productos y marcas aparte con los que mantener a raya la intensidad de semejante cabello, ya sean espumas, acondicionadores, gominas o en algún caso muy pero que muy puntual el uso del secador (mejor conocido como el gran enemigo), hay una técnica que simplemente requiere de nuestros mejores instrumentos para conseguir la mejor de las apariencias sacando el mayor partido posible a los rizos: el 'pulsing'.

La melenas largas de inspiración Beyoncé también son tendencia.  | Valentina Valdinoci / IMAXTREE

Y lo mejor de todo es que es rápida, fácil y gratuita al requerir simplemente de nuestras manos. El verdadero truco de uso está justo en el momento post lavado, una vez desenredado y ya aplicado nuestro producto estrella. Con nuestros dedos entre los mechones, el 'pulsing' entra en juego siguiendo unas pautas de amasamiento en la que nuestro pelo consigue absorber mejor el fluido pasando acto seguido a estrujarlo.

El resultado es un rizo definido que solo requiere de tiempo para poder secarse. Aunque es verdad que si se desea un mayor volumen o un rizo más marcado al mismo tiempo que vivir una auténtica aventura de supervivencia en el baño, el truco no es otro que ponerse bocabajo. Con ello se consigue abarcar toda la melena por completo, elevar la raíz y, por muy poco que pueda parecerlo, hacerlo de una manera mucho más cómoda.

Las melenas se llevan salvajes estilo Carrie Bradshaw.  | Valentina Valdinoci / IMAXTREE

Una rutina que poco tiene de novedosa pero para la que por fin las chicas de pelo rizado hemos encontrado un nombre con el que poder denominar y referirnos a nuestro mejor secreto.

 

Relacionados

-->