Chiara Ferragni combina el collar con las iniciales de sus hijos con otras joyas. | @chiaraferragni / INSTAGRAM

¿Es posible llevar una pinza en el pelo con estilo? Chiara Ferragni dice que sí

El complemento capilar más noventero vuelve en su versión más chic, y esta vez para quedarse.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Este accesorio clásico, muy de moda en los 90, en realidad nunca se ha ido del todo. Siempre ha estado presente en un cajón del baño, en un neceser olvidado o junto a los rulos de tu madre. De hecho, la pinza es un complemento que tiene los mismos amantes que detractores y que, unas más y otras menos, todas hemos utilizado en alguna ocasión.

Las hay de muchas formas y tamaños. En miniatura, XL, en tonos ácidos y hasta de carey. Lo que está claro, es que sigue más presente que nunca y ahora hasta las 'influencers' más conocidas de mundo como Chiara Ferragni las llevan en moños o semirecogidos perfectos para cualquier ocasión.

Mario Anes, director artístico de Cotril España, nos cuenta paso a paso una forma de llevarla con mucho estilo y en un semirecogido con pelo suelto como el de la italiana. Sólo necesitamos un producto: Revamp. Es una crema de fijación muy suave, con base al agua y de fijación ligera que, gracias a sus aceites naturales y aporta inmediatamente un aspecto natural y ordenado al cabello, asegurando un efecto suave y brillante. Es ideal para resaltar el movimiento del cabello y para finalizar el peinado, ya que no apelmaza ni engrasa, por lo que podemos utilizarla todas las veces que queramos hasta conseguir el acabado deseado ya que su efecto es acumulativo.

Con el cabello húmedo aplicamos Revamp en medios y puntas. Distribuimos el producto por toda la melena con un peine. Secamos el cabello haciendo torsiones con los dedos, con el fin de crear un efecto de onda natural. Una vez que tenemos el pelo seco y con esa ondulación creada a mano, aplicamos de nuevo Revamp sobre los laterales y la zona superior, de medios a puntas. Con ello evitamos encrespamiento en el look final.

Cotril

Cogemos toda la parte lateral del cabello (habiendo hecho previamente una partición de oreja a oreja), la elevamos hacia arriba y la sujetamos con la pinza. De esta forma, toda la parte frontal queda despejada, dejando los largos de la parte posterior sueltos. Una vez colocada la pinza podemos aplicar de nuevo Revamp, para ir sellando las puntas y que quede una melena más controlada.