Por qué ponerse perfumes para el pelo. | Unsplash

Perfumes para el pelo, ¿por qué no vale ponerse colonia?

Aportan luminosidad al cabello y lo envuelven en delicadas fragancias que se expanden cuando movemos la melena. Un nuevo gesto beauty a la vez que muy sexy.

Mar Peiteado | Woman.es

Populares desde hace unos años, los hair mist están cada vez más presentes formando parte de la línea de un perfume junto con otros productos como el gel de baño o el body milk. Igual que ellos, contribuyen a una mayor duración de nuestro perfume de referencia, o bien, se combina con otros para crear nuevas estelas de aromas. “Este tipo de productos surge por el afán de la marca de crear la misma fragancia en diferentes texturas y darle diferentes usos”, explica Ana Manrique, brand manager de Diptyque España.

-Perfume en el pelo, no. Hair mist en la piel tampoco

A menudo tendemos a pulverizar nuestro perfume habitual también en el pelo, pero atención, piel y cabello son muy diferentes: “El cabello es más delicado y puede romperse con mayor facilidad, por lo que el contenido de alcohol en un perfume común corre el riesgo de secarlo, mientras que el cabello también retiene el aceite de manera diferente a la piel, por lo que el contenido de aceite debe ser más ligero en una bruma capilar”, explica Roja Dove, fundador de Roja Parfums, que aclara que una bruma para el cabello debe estar especialmente formulada y sometida a rigurosas pruebas de estabilidad “para garantizar que se mantenga en las capas del cabello, sin que éste sufra de ninguna manera”. Aplicar un hair mist en la piel tampoco tiene sentido: “El porcentaje de alcohol que llevan es tan bajo (los de Dyptique no llegan al 5%) que su fijación sobre la piel sería imperceptible”, explica su brand manager.

-La fórmula

“En torno al 30% de un perfume convencional son aceites perfumados, y un 15% si hablamos de un eau de parfum. El resto de la fórmula estará compuesta principalmente de alcohol, lo que permite que estos aceites se depositen en la piel y se disipen en el aire”, explica Roja Dove que afirma que sus hair mist hay menos de un 15% de alcohol: “7% para ser exactos”, y explica que el ingrediente que se usa para combatir los efectos de secado del alcohol en el cabello es la pentavitina “que está aprobada por Ecocert y es 100% de origen natural”. 

Unsplash

-¿Mezcla de olores?

Se puede pensar que al aplicar nuestra fragancia en el cuello y llevar un hair mist en el cabello puede producirse una colisión de aromas, pero no es así “ya que los aromas del hair mist son muy ligeros y frescos”, afirma Ana Manrique que añade que lo bueno de tener diferentes fragancias es que se pueden mezclar para personalizar nuestro aroma, aunque advierte: “Siempre es mejor si comparten al menos algún ingrediente o son aromas que “pegan” entre ellos”.

 - Un cuidado… y un lujo

El pelo es una parte más de nuestro cuerpo que hay que cuidar “¿por qué no perfumarlo con el aroma que nos guste?” se pregunta Ana Manrique. Para Roja Dove, el gesto de perfumar el pelo es un “lujo añadido a tu rutina diaria de belleza” y mientras que para percibir nuestro perfume los demás deben inclinarse hacia nosotros, “el aroma del cabello lo lleva la brisa y encantará a los que pasen cerca de nosotros”, explica.

- Aplicación

Roja Dove propone rociarlo suavemente sobre el cabello desde una distancia prudencial, “ya que aplicarlo demasiado cerca no dará como resultado una cobertura uniforme”, y advierte de no hacerlo directamente en las raíces (que son más grasas) o en las puntas (por ser más delicadas). “Lo ideal siempre es echárselo de la mitad del cabello hacia las puntas con el pelo seco, o cuando nos lo estamos secando”, recomienda Ana Manrique que nos anima a llevarlo en el bolso (suelen venir en tamaños de 30 ml, fácilmente transportarles) para reaplicar a lo largo del día.

- Un arma de seducción

Al igual que el perfume, Roja Dove advierte sobre el gran poder de seducción que puede llegar a tener un hair mist: “Ten cuidado cuando te acomodes el cabello, ya que el movimiento permite que el perfume se mueva y puede que, quienes están más cerca, perciban una pequeña explosión de olor y sean más propensas a ser hechizados por el aroma”, apunta el experto.

 

Relacionados

-->