Cortes pelo rizado: Nathalie Emmanuel | Instagram | nathalieemmanuel

¿Tu pelo pasa hambre? Se nota

Si notas tu melena áspera, apagada y sin brillo es posible que así sea. Sólo hay una manera de conseguir un pelo sano, bonito y fuerte: nutriéndolo desde el interior.

Woman.es

Se pasa todo el día expuesto a los elementos. En los últimos meses le han caído encima las agresiones del sol, del calor, del cloro, del agua del mar… No te extrañe que esté seco, quebradizo, áspero y sin brillo. Está pidiendo a gritos un poco de atención y una buena ración de mimos con productos reparadores y mascarillas, pero debes asegurarte también de que recibe los nutrientes que necesita a través de la alimentación. Necesita vitamina A (esencial para la producción de queratina, una proteína imprescindible para un pelo sano y brillante) vitaminas del grupo B (como la biotina, que a frenar la caída, estimula el crecimiento y lo fortalece), vitamina C (antioxidante que lo protege contra los radicales libres y previene las puntas abiertas) y E (favorece la circulación y genera tejido nuevo). Y también necesita minerales: hierro, zinc, magnesio, azufre… ¿Sabes dónde encontrarlos?

*Espinacas. En particular y verduras de hojas verdes en general. Son ricas en vitamina C, ácido fólico y minerales, sobre todo hierro: su déficit es una causa frecuente de la caída del cabello y la más fácil de remediar.

*Legumbres. Lentejas, garbanzos, judías, guisantes… aportan proteínas, hierro, zinc y biotina. Entre todos fortalecen el folículo piloso, evitan que se el pelo se quiebre y ayuda a repararlo cuando está debilitado.

*Ácidos grasos Omega-3. Contribuyen a nutrir y lubricar los folículos pilosos y así agregar elasticidad y brillo a tu pelo, estimulan el crecimiento y evitan problemas de cuero cabelludo seco que produce picores y descamación. Ya sabes dónde se esconden: pescados azules como el atún, las sardinas, los arenques, la caballa... También puedes obtener un extra a través de suplementos de farmacia.

*Huevos. Tienen un alto contenido de vitamina B12 y biotina, que ayudan a evitar la caída del cabello y a conseguir un extra de brillo. La yema es rica en grasas naturales que ayudan a tener una melena fuerte y de aspecto saludable.

*Cítricos. El limón y la naranja, los kiwis, pero también las fresas y los pimientos son alimentos con una elevada concentración de vitamina C, imprescindible para producir el colágeno, para estimular el crecimiento y evitar puntas abiertas y cabello seco.

*Frutos secos y semillas. Las almendras, las pipas de calabaza o las nueces por su riqueza en minerales como zinc, azufre y magnesio, contribuyen a fortalecer el pelo débil, a prevenir la sequedad del cuero cabelludo y la caspa y favorece la síntesis de la queratina y el colágeno.

*Agua. Puede que lo hayas remojado sin parar este verano, pero el pelo se hidrata desde dentro, como una planta, a través de las raíces. Si te quejas de que tu melena está áspera y sin brillo, es probable que sufra deshidratación y que no estés bebiendo suficiente agua.