Cuidados para tener una melena sana y sin grasa | D.R

¿Qué hacer si tienes el pelo graso y cómo evitar que se ensucie tan deprisa?

No, lavarse el pelo dos veces al día no es la solución.

Woman.es

El pelo graso es la peor pesadilla para la mayoría de las mujeres. Y nos pasa más de lo que nos gustaría admitirlo. Muchas nos hemos visto casi obligadas a lavarnos el pelo al menos dos veces al día y tenemos una mala noticia, esta no es la mejor idea pues lo que provocas es todo lo contrario a lo que deseas.

¿Qué pasa si te dejas de lavar el pelo?

Existe un cepillo para el pelo que lo limpia cada vez que lo peinas

Lo primero y más importante antes de experimentar con cualquier tratamiento es importante que averigües el origen de este problema. Muchas veces se debe a un desequilibrio de las glándulas sebáceas, que están produciendo más sebo del que te gustaría y que se manifiesta con un pelo grasiento. Puede tratarse de un cambio hormonal o una cuestión de genética,  incluso los culpables pueden ser algunos de los productos capilares que estas usando.

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de lavarte el cabello es que debes hacerlo de forma suave, frota con la yema de los dedos, y acláralo muy bien. Evita dejar residuos del champú u otros productos. Y evita lavarlo con agua muy caliente, esto favorece la producción de grasa. Lo ideal es que lo laves con agua tibia o fría.

Al momento de escoger un champú, acondicionador y productos para el cuidado de tu melena, escoge siempre unos que sean astringentes y sin sulfatos, parabenos ni siliconas y que tenga entre sus ingredientes jengibre, romero, menta o té verde.

Uno de los errores más comunes  cuando tenemos el pelo graso es lavárselo demasiado o utilizar demasiado champú, pues esto puede provocar efecto rebote, así que intenta lavarlo un día sí, otro no. 

Por otro lado, olvídate, de los masajes capilares para no favorecer la secreción de grasa. Evita las planchas y el secador de pelo y mantén tu cepillo s limpio. Por último, pero no menos importante, presta atención a tu alimentación. Una dieta desequilibrada puede desencadenar una producción excesiva de grasa en el cuero cabelludo. Los alimentos que contengan vitamina B6 y zinc serán grandes aliados para oxigenar el folículo piloso y ahuyentar la dermatitis seborreica.