Melena extra lisa

¿Quieres una melena brillante, cuidada y súper lacia? Ahora puedes conseguirla sin estropear tu pelo.

Olga Tarín

Elegancia, sofisticación, sensualidad… son algunas de las características que una melena suelta puede aportar a una mujer. Un look natural adecuado para cualquier ocasión. Sin embargo, no todos los alisados cumplen con los tres requisitos básicos: naturalidad, brillo y tacto sedoso. El cabello liso, tanto en melenas rizadas como lisas, requiere trabajo y el uso de herramientas de calor. A veces, el hecho de tener que pasar la plancha para conseguir el liso tabla nos frena porque sentimos que estropeamos nuestro cabello.

Afortumadamente, esta situación tiene los días contados. L’Oréal Paris ha lanzado, Heat Spray Liso Perfecto, un protector de calor con fijación que cuida el pelo mientras utilizas herramientas de calor. Protege hasta 230ºC y fija el peinado hasta 3 días. Además, si tu melena es lisa evitarás el temido encrespado y tendrás el cabello perfecto mucho más tiempo.

Paso a paso

Hasta ahora para conseguir esa melena ultra lisa tenías que tener mucha destreza y paciencia. Rebeca Lombardo, peluquera oficial de L’Oréal Paris, nos da los trucos para un perfecto alisado en tiempo récord:

- Aclara bien el pelo: si quedan pequeños residuos de champú cuando lo lavamos, cuesta muchísimo más darle la forma deseada.

- Quita el exceso de humedad con la toalla y aplica Heat Spray para proteger, fijar y facilitar el liso perfecto. Luego, seca el pelo de arriba hacia abajo. Así, la raíz ya queda bastante lisa, pero de medios a puntas se queda más encrespado y ahí es donde debes insistir con el secador.

- Vuelve a poner Heat Spray para trabajar bien la textura lisa y conseguir durabilidad.

- Divide el cabello en secciones horizontales y finas. Con ayuda de un peine, pasa la plancha despacio mechón por mechón, apurando bien desde la raíz hasta las puntas y de forma ordenada, para no olvidar ninguna sección.

- Cuando llegues a la parte de arriba del cabello decide dónde va la raya o el flequillo para alisar estos últimos mechones. ¡Y lista!