El flequillo de Úrsula Corberó. | @ursulolita / INSTAGRAM

5 flequillos postizos para recrear los looks más copiados del cine español

Corto y recto como Amélie, voluminoso y abierto a lo Bardot, largo y sexy como las groupies, en plan garçon y repeinado como de flapper… Si te apetece un cambio, seguro que hay un flequillo para ti.

Mamen Infante | Woman.es

A la hora de enfrentarse a un cambio de peinado, flequillo mediante, muchas mujeres no se atreven a meter tijera por si se arrepienten porque, aunque como todos sabemos, el cabello crece, el flequillo lo hace manteniendo tu dignidad sobre la delgada línea entre el permanente despeinado, la horquilla y una absoluta desesperación. Si cortarlo supone una transformación radical, hay que pensarlo bien porque, una vez hecho, lo normal es que lo luzcas una buena temporada. Aunque solo sea por el tiempo que vas a invertir en volverlo a alinear con la melena, en caso de no querer continuar con él.

Flequillistas arrepentidas se confiesan: “siento mucho lo que dije mientras me crecía el flequillo” . | Pinteres

Estás de suerte si te apetece un cambio… con marcha atrás. Siempre puedes recurrir al flequillo postizo. Ahora los hacen maravillosamente bien, de cabello natural que se tiñe, alisa y riza, se adaptan a tu corte de pelo, a tu textura, se colocan fácilmente con un clipy duran lo que dura tu capricho. Actrices como Penélope Cruz, Paula Echevarría, Elsa Pataky o Blanca Suárez y modelos como Kendal Jenner o Bella Hadid recurren a él con frecuencia. Es una forma rápida y nada comprometida de acometer un cambio radical del que te puedes arrepentir en cualquier momento. ¿Dudas de cuál te favorecerá? Aquí, más que en ningún momento capilar, importa fijarte en lo que te favorece. Prohibido copiar el lookde otra. La estilista Diana Daureo, dueña de su salón homónimo (dianadaureo.com)tiene un mensaje para ti: "Existe un flequillo para cada rostro. Aunque favorece sobre todo a mujeres con frente ancha, atendiendo a las facciones siempre se puede dar con el adecuado. Además, todo flequillo tiene un plus: su asombrosa capacidad resta-años".

Así que para dar con el flequillo que te va, tal y como indica la estilista, hay que fijarse en las facciones y, después, muy importante, comprarse el postizo que se adecue a la forma escogida. Con la misma pieza no se puede conseguir una cortina ladeada y uno recto y tupido. Mira estos cinco ejemplos que hemos seleccionado:

Flequillo Macarena García. | @macarenagarciaoficial / INSTAGRAM

Abierto, como el de Macarena García

"Es perfecto para los rostros redondos y también para los cuadrados, pues suaviza mucho mandíbulas y frentes anchas", apunta Daureo. Como este flequillo se separa en mitad de la frente, con una raya en el medio, el postizo ha de ser un poco largo y recto de los lados.

Tupido y recto, como el de Adriana Ugarte. | D.R

Tupido y recto, como el de Adriana Ugarte

"Aunque pueda parecer que acorta la cara, al ser un corte cuadrado ayuda y regula los rostros triangulares. Para que sea más vistoso, debe quedar por debajo de la ceja", sugiere la estilista. Para lograrlo, es necesario tener un postizo abundante para que cubra la frente por completo. 

Flequillo Úrsula Corberó. | @ursulolita / INSTAGRAM

A lo Amélie Poulin, como el de Úrsula Corberó

En realidad es el mismo de Adriana, pero cortito. Para mujeres más atrevidas. Ajusta tu postizo al largo con el que mejor te veas. Lo venden despuntado para tener más opciones, pero tú puedes hacerlo recto con las tijeras adecuadas o pedírselo a tu peluquero.

De cortina con raya a un lado como Paz Vega. | @pazvegaofficial / INSTAGRAM

De cortina con raya a un lado, como Paz Vega (o con raya en medio como Anna Castillo)

Suele nacer por debajo del rabillo del ojo y puede lucirse con raya en medio o semiladeada. Aunque se puede repeinar como hace Paz, generalmente se lleva despeinado y sienta muy bien a los rostros redondos. "Para ello hay que intentar dar algo de volumen en la raíz para que dé sensación de un rostro más alargado y equilibrado", explica la dueña del salón Diana Daureo. Es cómodo de peinar y, dependiendo de dónde se sitúe la raya, el postizo se coloca en el centro o a un lado. Conviene retocarlo para ajustarlo a las proporciones de tu rostro.

De cortina con raya en medio como Anna Castillo. | @nanitita / INSTAGRAM

Si te quedan dudas, te resolvemos las más frecuentes: 

Los flequillos postizos son apliques con pequeñas pinzas ocultas que, una vez colocadas, son totalmente invisibles. 

Vienen muy largos para que puedas adaptarlo a las medidas de tu rostro y están elaborados con cabello natural, así que se pueden teñir y rizar. 

Hay que cuidarlos de la misma forma que las extensiones. 

Se compran en tiendas de pelucas naturales y donde vendan extensiones de cabello remy

Su precio oscila entre 25 y 55 euros. 

Te recomendamos estas tiendas: extensionesnaturales.com, flequillospostizos.es, extensionmania.com, extensiones-de-pelo.es.