El vestido blanco estampado de Alexander McQueen que tiene Kate Middleton. | GETTY

Kate Middleton con el vestido de otoño que vas a querer en tu armario

Kate Middleton tiene el look que necesitas este otoño. Incluso en belleza, con su perfecta melena con ondas. 

Aida Ortega | Woman.es

Ya no es ningún secreto el hecho de que la Duquesa de Cambridge se ha convertido en todo un referente de estilo. Posee una habilidad especial para adaptar su look a cualquier evento que se le presente en su agenda. Bien sea una visita a un safari, un acto oficial junto a la mismísima reina  Isabel II, un posado familiar juntos a sus hijos y su marido, una cena de gala o una recepción en el palacio. Para todos estas citas, Kate consigue encontrar las prendas y complementos con los que acertar y acaparar los flashes y miradas de los allí presentes.

Cada uno de sus viajes oficiales se convierten en una muestra que afirma esta teoría: Kate Middleton tiene estilo. Y poco importa que se encuentre en Australia o la India. Siempre conseguirá conquistar a los medios de comunicación de cada país al que va. Pero esto también ocurre cuando la Duquesa se encuentra en Inglaterra. Y el mejor ejemplo es el último look con el que la hemos visto en el Palacio de Kensington.

Los Duques de Cambridge, Guillermo y Kate, junto al príncipe Harry y la reina, han ofrecido en el palacio una recepción a los ganadores olímpicos y paralímpicos del pasado verano en los juegos de Brasil. Un acto para el que no se requería un estilismo excesivamente arreglado, pues tal y como mostraron los deportistas, e incluso la familia real británica, esta era una cita informal en la que todos charlaron con fluidez. Dato que podemos saber gracias a la cuenta en Twitter del Kensington Palace en la que se ve un ambiente distendido.

Pero sigamos con lo nuestro, en este caso, centrarnos en el look de Kate Middleton. Y te avisamos, va a conquistarte. La razón principal es sencilla: necesitas el vestido (o uno similar) en tu armario para este otoño. Y vamos a convencerte del por qué.

En el armario de Kate a menudo pueden encontrarse piezas de firmas como L.K Bennet, Carolina Herrera o Dolce & Gabbana. También Zara o Topshop forman parte de sus marcas preferidas y a las que recurre habitualmente. Sin embargo, hay una a la que la duquesa guarda especial cariño. Pues Alexander McQueen sería algo como lo es Felipe Varela a Doña Letizia. Su firma fetiche. Esa a la que acudir en las grandes ocasiones, de forma habitual y siempre de manera acertada. Y en esta ocasión, es McQueen quien firma el diseño de Kate Middleton.

Y, ¿por qué vas a quererlo? Basta una simple ojeada para que el vestido guste. Pero vamos a ir más allá. Si hay una década que vuelve con fuerza, son los años 70's. Este vestido se inspira en esos locos años. El diseño es de manga larga, adaptándose así a los frescos días de esta estación, y el largo corta justo por encima de los tobillos. Este bajo es perfecto para aquellas que buscan ganar centímetros y creen que un largo hasta los pies no les sienta bien por su pequeña estatura. Es decir, es idóneo para bajitas. Además, al no llegar a cubrir los pies, resulta también apto para eventos informales o incluso un día de trabajo. El escote es en uve. Detalle que aporta un toque de modernidad y realza el pecho pero a la vez queda sutil y elegante. La parte de arriba del vestido simula un efecto cruzado hasta la cintura, zona donde esta se ajusta a modo de cinturón para que la falda caiga de forma recta y fluida. Un corte de aire liberty que se adapta a la perfección a la silueta de Kate. Y a la de cualquiera de nosotras. Siguiendo con el vestido, este es de fondo blanco pero con estampados de flores en rojo. Unas amapolas rojas que podrían interpretarse como un guiño a los deportistas y al orgullo patrio, ya que, tras la I Guerra Mundial, estas se interpretan como un símbolo de sacrificio por el país. Un detalle que seguro no ha sido una mera coincidencia. El vestido puede conseguirse bajo pedido y su precio ronda las 2.600 libras.

Para combinar esta llamativa (y sublime) pieza, Kate Middleton ha escogido los complementos en rojo. Una cartera de mano de ante, rígida y diseñada por Miu Miu. Una pieza que ya ha lucido anteriormente y que aporta color a los looks más neutros. A los pies, y como remate perfecto a este impecable estilismo, unos stilettos de Gianvito Rossi. El tejido de estos también era el ante, que ha conseguido dar un toque cálido y otoñal al look. Su melena suelta con ondas ligeras ha sido la decisión de Kate para su look de belleza. Junto con un maquillaje sencillo y unos pendientes largos de perlas y estilo barroco de Soru Jewellery.

Este vestido de Alexander McQueen resulta imprescindible para un buen armario, pues se convertirá en esa pieza a la que recurrir a menudo cuando te encuentres en apuros estilísticos. Es como un comodín, esas prendas con las que no te valdrá el: "No tengo nada que ponerme". Por el día puedes combinarlo con un zapato masculino, unas bailarinas con cordones o un cómodo tacón midi. Con él querrás ir a la oficina, a una comida con amigas o a un cóctel o reunión inesperada. Para la noche, los tacones son los mejores aliados. Poco importará que acontecimiento ocupe tu agenda, pues resulta versátil para adaptarse a tu día a día.

Kate Middleton con vestido blanco estampado de Alexander McQueen. | GETTY

 

// Outbrain