Es lógico y previsible. Después de tanto tiempo de dominio absoluto de las melenas largas y enteras (aún triunfa en la calle porque el clásico largo siempre será sexy), llega de nuevo el ‘degradé’, que traducido del francés equivale a desfilado, y que consiste en quitar peso al contorno del cabello cortando mechones de diferentes medidas. No es lo mismo que el escalado (a capas) aunque a veces se confunden en técnica y efecto. El objetivo del nuevo acabado: ganar estilo y movimiento.

Cortes desfilados

Las tijeras se afilan para crear largos de distintas medidas y ganar volumen extra. ¡Viva la imperfección! ¿Te apuntas?

Myriam Serrano

Las tijeras se afilan para crear largos de distintas medidas y ganar volumen extra. ¡Viva la imperfección! ¿Te apuntas?