Ruth Bell con corte pixie en el desfile de Monse S19.  | D.R / IMAXTREE

El corte de pelo pixie puede ser tendencia la próxima primavera, ¿te atreves con él?

Sabemos que te encantaría probarlo, pero supone un cambio de look radical. Te damos todas las claves del pelo corto que quiere reinar en la calle.

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Con los cortes de pelo suele pasar algo curioso: se lo ves a alguien, lo intentas copiar y ¡zas! Solo quieres que tu melena vuelva a crecer… Una amiga que es peluquera siempre suele decir que el problema es que cuando vas con tu pantallazo guardado de Charlize Theron, no quieres su pixie (o al menos no solo eso) sino también su cara, su estilazo y, de paso, su pelo. Y algo de razón tiene.  

- El corte bob sigue triunfando en 2020, pero con estas variantes

- Las chicas con rizos también pueden tener el corte de pelo midi más buscado en internet porque es cómodo y te hace ir perfecta cada día

Últimamente son muchas las celebrities que se han apuntado a este cambio de look radical. La propia Charlize Theron es el paradigma. Empezó con un corte estilo ‘tazón’ que ha perfilado hasta lucir un pixie que adapta a cada ocasión. La hemos visto de día con flequillo despuntado. Acudir a los Oscar con raya al lado y un efecto pulido o deslumbrarnos en los premios SAG con una joya de Tiffany’s cubriendo la raya central. Vamos, que solo con verla entran ganas de pasar por la tijera. 

Y no solo a ella. Pensemos en las últimas apariciones de Zöe Kravitz con su pixie ultra corto. ¿Se puede ser más chic? O en Kaia Gerber con la versión larga. Sin olvidarnos de ejemplos patrios como Greta Fernández, Úrsula Corberó o Tania Llasera.  En fin, que el pixie apunta maneras para convertirse en el corte más trendy de la próxima primavera. El problema es que hay que pensárselo mucho antes de atreverse con él. Pero como es un corte que tiene mucha personalidad y nos encanta que esté de moda, hemos preguntado a algunos expertos para que nos den las claves para pasarse al pixie. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

touche éclat @yslbeauty

Una publicación compartida de Kaia (@kaiagerber) el

¿A quién le sienta mejor? “Es un corte muy versátil y puede favorecer a diferentes rostros sin problema, pero no es apto para todo el mundo”, advierte Diana Daureo, al frente del salón madrileño que lleva su nombre. En su opinión es esencial “que la forma del cráneo sea bonita”. El cuello también tiene su importancia, ya que favorece más a quienes lo tienen estilizado. Por su parte, David Lesur, director de formación del salón David Künzle, aconseja: “si tu cara es redonda, hay que dejar más volumen en la parte superior; si es cuadrada, algunos mechones alrededor de la mandíbula que suavice los ángulos; y, si es alargada, mejor con flequillo largo para equilibrar las facciones”. Los rostros ovalados están de enhorabuena porque les queda bien cualquier estilo, lo que les permite jugar con volumen, capas o flequillo. 

Con cuidado… Daureo señala que los cabellos muy finos y lacios o, por el contrario, excesivamente foscos, han de ser más reticentes al pixie. Las primeras pueden verse con un efecto de poco pelo mientras que para las segundas podría convertirse en una dependencia total de la plancha y el secador. También es importante prestar atención al flequillo. Lesur afirma que si es demasiado corto puede complicar la tarea de manejarlo. “Algo más largo permite variaciones como ladearlo, llevarlo a la frente, sujetarlo con horquillas…”, añade. 

El color, un punto a favor. Si buscas un cambio totalmente radical, anímate con el rubio platino “le aporta un punto elegante muy favorecedor”, subraya Roxana Gutu, directora del salón Lobelia Sagasta. Sin embargo, la experta reconoce que esta coloración no le sienta bien a todos los tonos de tez. “De todos modos, con el pixie funciona cualquier trabajo de color, eso sí, es importante que esté muy cuidado y con brillo”. 

El más versátil. El veredicto es unánime: con flequillo y despuntado. No solo es el más cómodo, sino que también permite variar bastante el efecto. Además, es esencial para hacerse un favorecedor tupé. Si se quiere dar movimiento, Roxana Gutu apuesta por hacer un “degradado controlado en la zona de las puntas para aportar volumen y crear un efecto más juvenil y actual”. 

Sus básicos. Paul Tudor, estilista de David Künzle, recomienda usar productos corporizantes en cabellos finos y lociones de peinado en los fuertes. “Luego, fijar con cera o laca”. Las cremas sin aclarado que se aplican en el pelo húmedo también son muy útiles.  

 

Relacionados