Trucos para presumir de pelo liso. | Imaxtree

5 consejos de expertos para cuidar el pelo liso y presumir de melenaza

¿Cómo lavarlo? ¿qué productos le van mejor? ¿es recomendable un tratamiento? Resolvemos todas las dudas. 

Woman.es

Por mucho que nos gusten las ondas suaves que se consiguen con multitud de productos o los bucles supermarcados que logramos gracias a un buen arsenal de herramientas styling, a la melena lisa nada le sienta mejor como presumir de su estado natural. Esto no significa dejar nuestro pelo al libre albedrío sin importar ningún tipo de cuidado, simplemente se trata de aportarle exactamente lo que necesita para que pueda lucir como merece. 

¿Y cómo saber qué es lo que tu cabello está pidiendo a gritos? Aquí tienes algunos tips básicos de experto que van a ayudarte a averiguarlo para que después seas tú quien los pongas en práctica: 

1. A cada tipo de cabello, su producto

Lo sabemos, es una obviedad, pero muchas veces se nos olvida tener este aspecto en cuenta y es lo más importante. Además de liso, no hay que perder de vista si el cabello es graso o seco, con tendencia a la caída, si está teñido o no... "elegir los productos adecuados a esas particularidades es fundamental", explica Eduardo Sánchez, responsable del salón Maison Eduardo Sánchez en Madrid. Solo así podremos garantizar que se encuentra en su perfecto estado en todo momento. 

2. El corte más favorecedor

No hay uno que siente mejor que otro puesto que aquí entran en cuenta otros factores como la forma del rostro. Aun así, lo más recomendado es apostar por un corte que, como recomienda Sánchez, esté "bien trabajado para generar volumen y sensación de ligereza".⁣ ⁣De este modo evitarás que quede excesivamente lánguido y el efecto estilizador sea mayor. 

3. El lavado perfecto

Con la primera regla clara -esto implica hacerlo con el champú y acondicionador que mejor le irá a tu tipo de cabello- lo único que debes recordar a la hora de lavar el pelo es el peso que aportan los productos, lo que significa que hay que utilizar la cantidad justa y, en el caso del acondicionador, usarlo solo de medios a puntas. Incluso puedes aplicarlos con el cabello seco para evitar que el agua lo arrastre con fuerza. Un truco: aclara tu melena con un chorro de agua fría porque hará que se llene de vida y brillo. 

4. Secado siempre boca abajo

Es la mejor manera de ganar volumen de manera natural y que no caiga por su propio peso. Ayúdate suavemente al separar los mechones desde la raíz con las yemas de los dedos y deja el cepillo únicamente para las puntas. Puedes ayudarte de algún texturizador o loción voluminizadora si lo necesitas antes de peinar. 

5. Regálate un tratamiento

Este último consejo es extensible a cualquier cabello aunque el tratamiento en sí varíe pero todos los expertos coinciden en que es recomendable cada cierto acudir a tu salón de referencia para recibir un extra de mimos. Puede ser de keratina o de colágeno, por ejemplo, pero te ayudará muchísimo en lo que a nutrición y brillo se refiere. Déjate aconsejar por quienes más saben y tu pelo lo agradecerá.