Cómo secarte bien el pelo. | IMAXTREE

Asúmelo: no sabes secarte bien el pelo

Hasta este gesto que hacemos cual autómatas tiene su secreto si lo quieres hacer como una profesional. Tranquila, te lo contamos.

Mamen Infante | Woman.es

Seguro que te has dado cuenta que cuando sales de la peluquería tienes el pelo más brillante de lo habitual, notas que no se encrespa, que se mantiene liso más tiempo… ¡Hasta está más suave! Pero ¿qué invento es ese? ¿Acaso los peluqueros hacen magia? No, sencillamente ellos no cometen errores y tú sí. Además de los productos que usan, que potencian la suavidad y el brillo, está su mano maestra con el secador. Porque, asúmelo: tú no sabes secarte bien el pelo. Ellos te dicen cómo hacerlo:

Los peluqueros de Schwarzkopf te advierten de los diez motivos por los que no te secas bien el pelo:

1.     No tienes paciencia

Consejo: Intenta no secarte el pelo inmediatamente después de lavarlo. Lo ideal es recogerlo  con una toalla o turbante y dejar que se seque durante unos 15 minutos. Ahorrarás esfuerzo y reducirás el tiempo de exposición al calor del secador.

2.     Tu secador es malo

Consejo: Cómprate un buen secador. Éste debe permitirte ajustar la temperatura y la potencia e incluir, además de estas dos opciones, un botón de temperatura baja.

3.     Te pasas de la raya

Consejo: Si secas durante mucho rato tu cabello o utilizas una temperatura demasiado elevada, puedes dañar la estructura del pelo que puede secarse, acabar con las puntas abiertas o irritar el cuero cabelludo. Siempre que sea posible, evita utilizar la máxima temperatura del secador. Sabrás que la temperatura es la adecuada si te das aire en la palma de la mano y notas una temperatura agradable.

4.     ¡Mantén las distancias! 

Consejo: Mantén el secador a unos 20 centímetros de tu cabello y no lo dejes mucho rato en el mismo punto; puedes quemarte el cuero cabelludo.

5.     No tratas bien tu pelo fino

Consejo: Si normalmente se te enreda al secarlo, intenta mantener baja la potencia de aire del secador. 

6.     Vas como una moto

Consejo: Relájate y no muevas el secador de un lado para otro como una loca. Si buscas paliar el encrespamiento, seca cada mechón desde las raíces hasta las puntas y siempre con la boquilla del secador puesta. Esta técnica alisa la cutícula capilar y hace que el cabello se vea más sano, brillante y protegido. 

7.     Eres un caos

Consejo: Hasta para secar bien el pelo, el orden es importante. Sigue este paso a paso: Divide tu cabello en varias partes y sujétalas con pinzas. Empieza a secar por el cuello y solo cuando estés segura de que está seca esa zona, ve subiendo hasta la altura de la coronilla. Utilizar una boquilla que concentra el aire; te ayudará a dirigir toda la intensidad del aire hacia el mechón de pelo por el que estás pasando el cepillo. Las secciones, no más anchas que el cepillo con el que te estés ayudando

8.     No confundas aire con calor

Consejo: ¿Tienes prisa? Si quieres ir más rápida secándote el pelo, aumenta la intensidad del aire pero no subas la temperatura.

9.     ¿Sabías que existe el botón de aire frío?

Consejo: Mientras te secas el pelo, date un breve soplo de aire frío. Este paso aporta más elasticidad al cabello.

10.     Olvidas lo más importante

Consejo: Siempre, siempre, siempre, utiliza siempre un spray protector de calor. Este producto previene el daño que puede causar el calor del secador. Si, además, quieres alisar, usa un sérum capilar y, si lo quieres rizado, uno que potencie el rizo (además de un difusor). A la hora de usar un producto para peinado, recuerda: poca cantidad, siempre en cabello húmedo y nunca sobre las raíces.

Ver 10 fotos

¿Además de seco lo quieres bien peinado? Aprende cuatro looks con los mejores trucos de experto:

Pelo seco y bien peinado. | IMAXTREE

1.LISO rápido y fácil

Los peluqueros de TERMIX tienen un paso a paso infalible, con nada más que un secador (que tenga puesta la boquilla) y un cepillo de pala. Primero, desenreda bien el cabello. A continuación, con ayuda del secador, quita el máximo de humedad, dirigiendo el calor en la dirección que después le vamos a dar, siempre hacia abajo. Parte el pelo en tres partes: la primera, marcando la raya en el sitio que queramos –por ejemplo, al medio-, la llevas hasta la coronilla y separas ambos lados de la cabeza por detrás de las orejas. En la zona de detrás, divide con una raya central el cabello y llévalo hacia delante por los lados para poder secar más fácilmente. Para secar, hay que colocar el cepillo en la parte interna del mechón y pasar el secador por encima, acompañando a la raqueta hasta llegar a las puntas. Si tienes mucho cabello, divide en dos cada partición.

 

2.VOLUMEN en la raíz

La estilista Noelia Jiménez, dueña de su salón homónimo (salonnoeliajimenez.es), te da su paso a paso: Si tienes melena, primero quita la humedad con una toalla, desenreda, aplicar un voluminizador ligero en las raíces y seca con la cabeza hacia abajo hasta que esté completamente seco. Con un cepillo grueso, enrolla las puntas por mechones, y aplica calor con el secador. Al terminar, muévelo con los dedos ¡y listo! Tendrás volumen en la raíz y movimiento en las puntas.

3.Un RIZO contemporáneo

Noelia defiende que el cabello rizado hay que secarlo primero sin friccionar con la toalla para no encresparlo. A continuación, desenreda con un peine de púas anchas y aplica un producto para rizos con textura en crema o bruma. Sécalo con ayuda de un difusor. Primero, con la cabeza hacia abajo y, después, inclinándote a un lado y otro. Remata el secado con la cabeza alzada. Si tu cabello es fino, cuando esté casi seco ve friccionando las raíces para ahuecarlo y soltarlo, así parecerá más abundante. Si es muy voluminoso, sáltate  ese paso. 

4. CORTO y chic

Jiménez sostiene que, lo primero, hay que retirar la humedad con toalla y con la palma de la mano. Al tiempo, conviene que vayas enmarañando las raíces, mejor si es sin el espejo delante, para no caer en la tentación de ir colocando perfectamente cada mechón (que nos pone años encima). Ese look tan fresco se resuelve con un par de toques de cera.

  • Hasta este gesto que hacemos cual autómatas tiene su secreto si lo quieres hacer como una profesional