Alba Díaz Martín con falda de estampado de serpiente de Sfera. | @albadiazmartin / INSTAGRAM

Champús, tintes y cuidados para conseguir un pelo con color que se va con los lavados

Las nuevas coloraciones capilares se inspiran en el maquillaje para poder lucir una imagen atrevida hoy, y que mañana no quede más que el recuerdo. ¡Lánzate! ¡Sin ataduras! Bastará lavar para hacerlo desaparecer.

Mar Peiteado | Woman.es

La temporada primavera-verano invita a un cambio de look y los tonos fantasía se hacen hueco entre las opciones para dar un nuevo aire a la melena. Las que no quieren comprometerse ni con el color de su cabello, también pueden disfrutar, por una noche o un fin de semana, de colores vibrantes o tonos pastel. 

Algunos consejos

- Consulta a tu peluquero sobre la gama de colores que más favorece a tu tono de piel o de ojos. Si lo haces en casa, proponemos tonos vibrantes a las morenas y pastel a las rubias. 

- No pigmentes por igual toda la melena. Apuesta por potenciar medios y puntas, o bien destaca algunos mechones que enmarquen el rostro. También puedes mezclar varias tonalidades de la misma gama para crear degradados. 

- Lorena Martínez, directora creativa de Divinité Salon, recomienda usar un champú y mascarilla adecuados para tu nuevo color de pelo, además de "hidratar y nutrir la melena con frecuencia para garantizar el color, el brillo y la salud de la fibra capilar".

- Si quieres que el color te dure más, no te laves el pelo con el agua muy caliente: "El agua a altas temperaturas hace que la cutícula se abra y el tinte se vaya con mayor facilidad", advierte Lorena.

- Es una buena época para dejar secar el cabello al aire (como hace Emily Blunt para conseguir sus odas deshechas) y así evitar agredirlo más con herramientas de calor pero, si las utilizas, no olvides aplicar antes un protector.

- "Los cambios radicales de color en el pelo conllevan también un cambio en el maquillaje, y condicionan, incluso, el estilo de tu ropa", afirma Luis Miguel Vecina, director del salón Coolday. Una regla general es llevar un maquillaje discreto con los tonos vibrantes, y potenciarlo con las decoloraciones y la gama más pastel. En cuanto a tu estilismo, coordínalo con el color del cabello. Una apuesta segura: Tonos lisos y neutros para no restarle protagonismo a tu melena.

Ver 9 fotos

 

Relacionados