Gigi Hadid en su vuelta a las pasarelas tras la maternidad | GTRES

Balayage cobrizo, la tendencia de coloración que vas a querer llevar en verano

¿Buscas un cambio en tu melena? Te proponemos que pruebes el balayage cobrizo ya que tanto si tienes una base clara como oscura, será la coloración perfecta para potenciar tus rasgos y darle luz al rostro.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Pese a que el término balayage hace ya años que forma parte de nuestro vocabulario 'beauty' este verano se reinventa para sorprender con su versión cobriza y llenar tu melena de reflejos cálidos con los que dar mayor luminosidad no solo a tu pelo, sino también a tu rostro.

¿Qué es el balayage cobrizo?

El balayage es una técnica de coloración que consiste en hacer unas mechas muy finas en tonos cobre y cálidos que ayudan a iluminar el cabello de manera muy suave y a dar más luz al rostro pero de forma muy sutil. Son perfectas para las personas que nunca se han hecho mechas y tampoco quieren dar color en la raíz pero buscan una forma sutil de cambiar de look. Además, no necesitan retocarse con frecuencia, solo si quieres matizarlas, por lo que no tendrás que hacer frente a la temida raíz.

¿Es adecuado para todos los colores de cabello?

La respuesta es sí. En cabellos castaños, rubios u oscuros, es perfectamente posible conseguir este balayage con mechas cálidas, pues solo hay que adaptar el resultado deseado a los gustos y sobre todo a las facciones de cada persona.

¿Cuál es la diferencia entre un tinte cobrizo y un balayage cobrizo?

La coloración clásica transforma el color del cabello de manera uniforme, mientras que el balayage acentúa el cabello con mechas más claras, zonas de luz que crean profundidad y ofrecen un resultado natural y perfecto para darle un aire nuevo a tu melena sin pasar por un cambio radical. 

¿Cómo se mantiene un balayage cobrizo?
Pese a que a nivel de color no es necesario un mantenimiento constante como el de un tinte, al tratarse de una técnica que colorea nuestro pelo necesita unos cuidados específicos como con cualquier coloración. Evita los sulfatos en tus productos y, si tienes el cabello fino opta por acondicionadores para hidratar. En el caso de que tu pelo sea grueso entonces es mejor elegir mascarillas. 

Los tonos cobre suelen ser pigmentos frágiles, por lo que es más probable que desaparezcan con los lavados antes que otros tonos, así que si quieres mantener su intensidad como el primer día lo mejor es retocarlas cada 7 u 8 semanas y que tu peluquero valore según tu tipo de pelo si necesitas algún otro cuidado específico o no. 

Ahora que ya sabes cuál será la coloración del verano, solo te queda elegir corte para un cambio de look al completo.