alexander ruiz / ISTOCK

¿Sabes todo lo que el aceite de ricino puede hacer por tu cabello?

El cosmético más natural para fortalecer y fomentar el crecimiento del pelo.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA | WOMAN.ES

Estamos viviendo una vuelta a los productos cosméticos más naturales, y en esta nueva tendencia de belleza los reyes son sin duda los aceites vegetales. Seguro que ya has oído hablar de las propiedades y beneficios del aceite de argán o el de romero, pero hoy vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre el aceite de ricino.

El aceite de ricino, también conocido como castor oil, se extrae de las semillas del árbol de ricino, originario del norte de África. Es un producto con una gran capacidad de hidratación y regeneración gracias a su alto contenido en ácidos grasos esenciales, especialmente ácido ricinoleico, un ingrediente muy rico en Omega 9.

Pese a que puede usarse como hidratante corporal o facial, su uso más extendido es el capilar, ya que al aplicarlo en el cuero cabelludo hace que los nutrientes penetren en los folículos pilosos, fortaleciendo el cabello y haciendo que nazca más fuerte. Además, es capaz de aumentar el grosor de los folículos, aumentando el riego sanguíneo y fomentando la regeneración capilar. ¿El resultado? Se promueve el nacimiento de nuevos cabellos y que los ya existentes tengan más volumen y fuerza.

Otro de sus beneficios es que aporta muchísimo brillo al pelo, repara las puntas abiertas y elimina el encrespamiento. Sin embargo, no solo tiene estos efectos en el pelo de la cabeza, sino que también es ideal para favorecer el crecimiento de cejas y pestañas.

Si quieres empezar a usar este producto y notar todos sus beneficios en tu melena, nuestro favorito es el aceite de ricino 100% orgánico y prensado en frío de Bionoble, porque no solo viene con su bote de 50 ml, sino que también incluye un rímel, un dispensador y una pipeta de vidrio para poder usarlo en cabello, pestañas, cejas y hasta barba.

Amazon

Usarlo es muy sencillo ya que solo tendrás que aplicar el aceite de ricino, masajearlo bien en el cuero cabelludo, aplicar otra dosis en medios y puntas y dejarlo actuar durante unas horas. A continuación, lava tu melena con normalidad, ¡y listo!. Si lo que quieres es usarlo en cejas y pestañas tendrás que aplicarlo o bien con un 'goupillon' que tengas en casa o bien hacerte con uno que como este, tenga dispensador para estas dos zonas.

Tras unas pocas semanas de uso empezarás a notar los resultados y estamos seguras de que, una vez que lo pruebes, ya no podrás vivir sin él.