Trucos para dejar de contar calorías y mantenerte en forma. | ISTOCK

5 trucos para dejar de contar calorías y mantenerte en forma

Vivir contando calorías es un aburrimiento, aquí los trucos para dejar de hacerlo. 

Aida Ortega | Woman.es

Debemos admitirlo, vivimos contando calorías. Sobre todo en esta época del año, cuando se acerca la temporada de enfrentarse a la ropa de baño.

Coger un alimento y empollarnos sus calorías es prácticamente una costumbre. Por no hablar de la sensación de pánico cada vez que se acerca a nosotros un buen plato de pasta, una hamburguesa grasienta o la bollería con mejor pinta de toda la ciudad. Porque claro está, no es que nosotras vayamos a buscar estos alimentos, son ellos los que nos persiguen constantemente. Y obviamente, así no hay quién pueda superar una operación bikini con éxito.

Contar calorías nos amarga pero, ¿y si pudiéramos dejar de hacerlo y seguir manteniéndonos en forma? La respuesta es sí, o al menos eso afirma la modelo Alicia Rountree, que es además una nutricionista que a menudo colabora con el portal online Byrdie.com.

Según esta joven, contar calorías es la manera más difícil y menos útil de mantenerte a dieta. La razón es que olvidamos el valor nutricional de los alimentos para centrarnos solo en lo que engordan. Esto es un error puesto que existen alimentos como el aguacate, por ejemplo, que contienen muchas grasas pero es rico en nutrientes.

 

☀️☀️☀️ feelings in #nyc

Una publicación compartida de Alicia Rountree (@aliciarountree) el

Aquí 5 trucos para comer bien y dejar de contar calorías.

Come cuando tengas hambre

Pero hambre de verdad, no por aburrimiento o ansiedad. Uno de los secretos de la gente que siempre se mantiene en forma es que saben escuchar a su cuerpo. A menudo, basta con un gran vaso de agua para terminar con esa sensación de hambre a media mañana.

Elige los alimentos correctos

Huye de los alimentos procesados, envasados o del azúcar. En su lugar, opta por alimentos naturales, cereales como la avena te ayudarán a sentirte saciada durante más tiempo que una bolsa de patatas fritas.

Come de manera correcta

Es decir, siéntate, relájate y disfruta de aquello que comes. Nada de comer con prisas en el coche o mientras estás trabajando. Así conseguirás que tu cuerpo asimile que estás comiendo.

Muévete

Practica ejercicio. No hace falta machacarte en el gym, pues basta un paseo para sentirte en forma. Además, conforme tu cuerpo se vaya adaptando a esta nueva forma de vida sana, preferirás comer alimentos saludables.

Todo natural

Escoge siempre los alimentos que estén más cerca de su estado original. Si te habitúas a tomarlos así, tu cuerpo empezará a rechazar los procesados. 

via GIPHY