Conoce tu tipo de cuerpo. | UNSPLASH

¿Sabes cuál es tu tipo de cuerpo? Y no, no tiene nombre de frutas

Existe una clasificación de los cuerpos que se llama somatotipo y los divide como endomorfos, ectomorfos o mesomorfos. Si no sabes de qué se trata, sigue leyendo.

Woman.es

Nuestro tipo de cuerpo va mucho más allá de las comparaciones con las frutas. Somos humanos, no peras, manzanas o cualquier otra cosa. De hecho, el desglose de nuestros tipos de cuerpo en términos de cómo perdemos o ganamos peso viene con mucha más información sobre nuestra salud y metabolismo.

De hecho, hay algo llamado somatotipo o psicología constitucional que nos ayuda a entender más nuestra figura. Esta es una teoría, desarrollada en la década de 1940 por el psicólogo norteamericano William Herbert Sheldon, que asocia los tipos de cuerpos humanos con tipos de temperamentos.

Así serán los entrenamientos estrella de este otoño

Cómo hacer Russian Twist o giros rusos y marcar abdominales

Los somatotipados pueden ayudar a los atletas a comprender cómo su tipo de cuerpo podría influir en su entrenamiento y rendimiento. Esto es algo crucial a tener en cuenta, incluso para quienes no son deportistas de alto rendimiento, porque a diario estamos recibiendo información por todas partes que nos dan recetas para bajar de peso y tonificar, pero no tomamos en consideración que todos los cuerpos sin distintos y que responden de manera diferente, por eso una dieta que le funciona a tu prima no tiene por qué funcionarte a ti.

El somatotipo de Sheldon y sus características físicas asociadas se pueden resumir como:

Ectomórfico: este se caracteriza por músculos y extremidades largas y delgadas y poca grasa almacenada, poseen metabolismo acelerado causante de la baja generación de grasas y un desarrollo físico mayor; por lo general denominados delgados. Los ectomorfos no poseen predisposición a desarrollar los músculos ni a almacenar grasa.

Mesomórfico: este de caracteriza por huesos de dimensiones promedios, torso macizo, bajos niveles de grasa, hombros anchos con una cintura delgada, éstos poseen metabolismo considerado normal, generación de grasas normal, y a su vez un desarrollo físico normal; usualmente identificados como musculosos. Los mesomorfos poseen una predisposición a desarrollar músculos pero no a almacenar tejido graso.

Endomórfico: caracterizado por un mayor almacenamiento de grasas, una cintura gruesa y una estructura ósea de grandes proporciones, por lo general identificados como gordos, poseen metabolismo lento; la generación de grasa es mayor, caracterizados por poseer desarrollo físico lento. Los endomorfos poseen una predisposición a almacenar grasas.

Pero además, existen diferentes subcategorías de somatotipos según predomine uno u otro, siendo éstos los siguientes:

Meso-Endomorfo: la endomorfia es dominante y la mesomorfia es mayor que la ectomorfia.

Endo-Mesomorfo: la mesomorfia es dominante y la endomorfia es mayor que la ectomorfia.

Ecto-Mesomorfo: la mesomorfia es dominante y la ectomorfia es mayor que la endomorfia.

Meso-Ectomorfo: la ectomorfia es dominante y la mesomorfia es mayor que la endomorfia.

Endo-Ectomorfo: la ectomorfia es dominante y la endomorfia es mayor que la mesomorfia.

Ecto-Endomorfo: la endomorfia es dominante y la ectomorfia es mayor que la mesomorfia.

Y aunque hay estudios que confirman que el somatipo influye, hay otros que aseguran que no es tan determinante. Sea la corriente que sea, todos coinciden en que el estilo de vida será lo vital para determinar una figura saludable. Mientras mejor sea la condición física de alguien y mejor sean sus hábitos de alimentación mayor será su propabilidad de mejorar su metabolismo y silueta.

En resumidas: si se tiene una actividad física adecuada y de forma regular y hábitos de alimentación adecuados,  sea cual sea tu somatotipo puedes tener una figura saludable.