Añade alimentos frescos a tu dieta. | ISTOCK

Suma frescura a tu mesa

Cae en la tentación y colma tu frigorífico de alimentos frescos de alta calidad, un lujo para el paladar y la salud. 

Woman.es

Aseguran un aporte nutricional de calidad, vitaminas y minerales esenciales para el correcto funcionamiento del organismo y además están deliciosos, hablamos, como no, de los productos frescos, quizá no les prestamos la suficiente atención debido al actual ritmo de vida, pero poco a poco están volviendo a ocupar su tan merecido lugar en nuestras cocinas y mesas.

La mejor elección

Pero que podamos encontrar productos frescos en cualquier supermercado no nos garantiza que sean tales, para obtener alimentos realmente frescos y de calidad, debemos obtenerlos en aquellos establecimientos que nos aseguren un exhaustivo control de cada uno de ellos. Especial empeño y compromiso ponen en ALDI gracias a sus controles en laboratorios y sus catas diarias, pues  se revisa todo el surtido de frescos perecederos, categoría por la que la compañía apuesta fuertemente para ofrecer la mejor relación calidad-precio al consumidor colaborando con los mejores proveedores. Frutas y verduras de la categoría más alta con el tamaño adecuado y en su punto justo de maduración, pescados de calidad, y carnes de origen nacional, a excepción de algunas cuyo origen les aporta un valor añadido (por ejemplo, el vacuno argentino) y un sabor especial. Un sin fin de apetitosos manjares que podrás combinar de mil maneras diferentes para que toda la familia disfrute de una alimentación natural y saludable. ¡Un regalo para todos los sentidos!

Ver 6 fotos

Recetas llenas de vitalidad

Muchas son las ventajas de beber frutas y verduras licuadas, aportan nutrientes, vitaminas, minerales y energía. Además son sabrosas y refrescantes. Toma nota de esta receta para hacer ricos smoothies gracias a la gran selección de frutas frescas de ALDI:

• Pela y corta en trozos pequeños una banana, un mango y 250 gramos de fresas.

• Échalos a la batidora y agrega el zumo de dos naranjas. Si queda espeso puedes incorporar un poco de agua fría.

• Busca tu vaso preferido y añade tu smoothie recién hecho. Ponle una pajita y... ¡a disfrutar!