Cuidado con esos falsos amigos. | GTRES

Estas cinco cosas te harán ganar peso (y ni siquiera lo sabes)

Paola Lei | Woman.es

1. Los aditivos artificiales

Muchas comidas procesadas se conservan con aditivos como la glucosa que puede producir inflamación en algunas personas, así como cambios metabólicos que ralentizan la pérdida de peso.

Leer cuidadosamente las etiquetas y tratar de comer comida lo más natural posible. Trata de cocinar en casa todo lo que puedas, evita las salsas y los alimentos precocinados.

2. Un trabajo por turnos

Las personas que trabajan por turnos lo tienen muy difícil para estabilizar sus ciclos de sueño, como resultado queman menos calorías que los que trabajan con un horario normal. Al parecer cuando se alteran los ritmos circadianos se gana peso aún sin ingresar más calorías porque el metabolismo echa el freno y es menos activo.

Para estimular el metabolismo se deben comer alimentos ricos en nutrientes. Por ejemplo, frutas y verduras, pero también alubias, lentejas, jengibre o frutos secos. También es conveniente beber mucha agua.

3. Las constantes críticas por tu peso

Un equipo de investigación de la University College of London siguió durante cuatro años a un grupo de personas obesas y observó que aquellas que habían experimentado discriminación por su peso o habían recibido críticas por ese motivo tenían más problemas para perder kilos. Otro estudio, esta vez de la Universidad de Waterloo, siguió durante cinco meses a un grupo de mujeres con sobrepeso y descubrió que si sus seres queridos eran críticos respecto a su obesidad estas ganaban incluso más kilos.

No escuches demasiado a la gente y si tienes un régimen o un plan de ejercicios sigue adelante y no te desmoralices.

4. Los componentes químicos medioambientales de algunos productos de limpieza

En Inglés se llaman Flame Retardants y es un polímero que retarda la acción del fuego. Se pueden encontrar en casi toda la casa, desde los muebles hasta la alfombra. Pues bien, en la Universidad de New Hampshire han descubierto que pueden estar relacionados con algunos problemas del hígado y con la resistencia a la insulina, esta última favorece la obesidad.

Es imposible aislarse de todos los compuestos químicos pero dentro de lo posible consume productos bio, desde cosméticos hasta muebles.

5. La genética

No solo se hereda la configuración del cuerpo, también las bacterias que viven en nuestro tracto digestivo y que están conectadas con el control del peso.

Es imposible luchar contra la herencia genética pero siempre hay un margen de maniobra para mejorar si se evitan los alimentos procesados, se comen más granos integrales y alimentos fermentados, como el yogurt.

Tags:

dieta,

peso

Relacionados