woman | El lujo de ser mujer

Escucha tu piel. | Matteo Scarpellini / IMAXTREE

¿Sabes diferenciar la piel seca de la deshidratada?

No son lo mismo y puedes estar usando un producto que no solo no te sirva sino que esté empeorando su estado. Aprende a reconocer la tuya. Una pista: una necesita aceite y la otra agua.

Paka Díaz |Woman.es

Tu piel tiene sed. Lo sabes porque lo sientes. Y con el frío del invierno la sensación se acentúa. Pero, ¿sabrías diferenciar si es porque es seca o porque está deshidratada?

En ocasiones tendemos a confundir ambos términos, lo que puede hacer que acabemos usando productos no adecuados para nuestra dermis. Una pista: una de ellas necesita aceite -o productos que le aporten lípidos, que la nutran-, mientas que la otra lo que requiere es agua, o sea, una buena dosis de hidratación.

Existen tratamientos para plantar cara a la deshidratación. | PeopleImages

Aprende a reconocerlas. Nuria Carmona, directora de formación de La Prairie Group, explica cómo: “Una piel seca es tirante, no tiene granitos ni siquiera en estado de estrés, o con los ciclos hormonales, y es más proclive a tener las líneas de expresión marcadas. Por su parte, una piel deshidratada puede ser grasa por condición y tener granitos en cualquier momento, incluso puede reaccionar con granos al estar deshidratada; la piel se queja así".

Por su parte, Sandra Burgos, directora de formación de Clinique, apunta que "una piel seca se reconoce por la sensación de tirantez e incomodidad, e incluso posible descamación. La sensación es la de una piel 'dos tallas más pequeñas que el rostro'. En las deshidratadas, en general, aparecen estrías de deshidratación, pequeñas líneas transversales visibles en las mejillas cuando ponemos los músculos en tensión y que desaparecen cuando la relajamos pero podemos verlas al sonreír".

Si confundes ambas, puede tener ciertas consecuencias. "Si a una piel deshidratación le aportamos lípidos puede que se forman granos, obstrucción del poro y/o brillos no deseados”, explica Hemely Varela Aponte, directora de formación de Darphin. "Y si a una piel seca solo le aportamos agua, sentiría de manera instantánea confort pero a lo largo del día no tendrá retención de agua y no mejorara la barrera cutánea". 

Ridofranz / ISTOCK

Además, Burgos recuerda que "si en una piel grasa deshidratada aplicamos una crema con aceites que no necesita, veremos exceso de brillo y grasa, pudiendo incluso aparecer granitos". Nuria Carmona añade: "Para cuidar la deshidratación, hidrata por capas con diversos productos". Así controlarás siempre que no sea demasiado si tu piel es grasa o mixta y la hidratación serán más profunda mientras que pondrás más si es seca.

Lo cierto es que visualmente es algo complicado reconocer las diferencias entre ambas, ya que tienen características parecidas. Pero desde L’Oréal París nos dan una clave: preguntarse cuándo se produce la sensación de tirantez: si la piel está tirante al realizar la limpieza y necesitas aplicar una crema, y en cuanto lo aplicas se queda confortable y no vuelve a necesitar crema el resto del día, tu piel está deshidratada. Por el contrario, si notas tu piel tirante y esa sensación se produce varias veces al día, como si necesitases aplicar crema varias veces para notar la sensación de confort, es una piel seca.

Cómo cuidar la piel en invierno. | Jacob Ammentorp Lund / ISTOCK

"Nuestra piel sólo puede ser: grasa, mixta o seca, pero puede pasar por periodos de deshidratación. La sequedad es un estado de la piel mientras que la deshidratación es una condición, es decir, algo puntual. Las cremas se diferencian por el tipo de piel, sin embargo, las hay que aportan un extra de hidratación para determinados momentos", explica Leonor Prieto, farmacéutica y directora científica de La Roche-Posay.

La piel seca puede nacer así, pero también se hace. "Los bebés y niños tienen la piel más seca, así como en la edad madura o cuando somos senior, ya que en estas edades la glándula sebácea presenta menor actividad", explica Prieto que advierte: "Pero es una leyenda urbana pensar que sólo las pieles maduras necesitan una nutritiva. Las personas jóvenes también pueden tener la piel seca o muy seca y si usan una crema hidratante van a notar que no es suficiente. También un mito que las nutritivas son cremas ‘de noche’ (salvo que el Laboratorio lo especifique), ya que cuando más se necesita este escudo protector es durante el día, que es cuando la piel está sometida a más agresiones, sobre todo clima, sol, contaminación y variaciones de temperatura". Lo ideal para las pieles secas son las cremas relipidizantes, o nutritivas, que contienen más elementos grasos.

Fátima

Por su parte, la deshidratación puede atacar a cualquier tipo de piel sin distinción, aunque las secas suelen tener una mayor tendencia a sufrirla. Sin embargo, los efectos son diferentes: cuando las pieles mixtas y grasas se deshidratan, suele haber tendencia a que aparezca descamación en la zona media del rostro, es decir, aletas de la nariz y nacimiento de las cejas, mientras que las pieles normales o secas pueden notar más tirantez o descamación en la zona de las mejillas o el contorno de los labios. "Cuando los síntomas de la deshidratación son más ligeros o para evitar que la piel pueda llegar a tenerlos, utilizaremos una crema hidratante que fundamentalmente mantenga el agua en la piel", explica Prieto. “Si es más intensa, necesitamos hidratar las capas más con elementos como el ácido hialurónico fragmentado que hidrata de forma duradera y mantenida".

En cuanto a alimentación, para ambas pieles es muy importante mantener una buena hidratación, bebiendo agua y productos muy ricos en agua, para evitar la pérdida de la misma. Leticia Carrera del centro Felicidad Carrera, recomienda si tienes la piel deshidratada "protegerla del frío, del viento, del sol, del cloro de las piscinas e hidratarla al menos dos veces por semana con cosméticos ricos en ácido hialurónico. En los institutos de belleza contamos con excelentes opciones de tratamientos de hidratación intensiva para solucionar este problema", mientras que si se trata de una piel seca aconseja apostar por las mascarillas que "le aportan los lípidos necesarios".

IMAXTREE

Para mimar la piel seca Diego Méndez-Sâbre, director de investigación de la firma de lujo Haute Custom Beauty, recomienda consumir alimentos ricos en Omega 3 como salmón y ostras y limpiarla con productos adecuados "ricos en aceites naturales y eliminando todo lo que pueda resecar la piel como pueden ser los alcoholes y los sulfatos", pero sobre todo recomienda "escuchar las necesidades de la piel".

La doctora Josefina Vicario, de la Clínica Vicario, recuerda que las pieles secas necesitan muchos cuidados, pero a su favor juega ser una piel aterciopelada y de una gran belleza si recibe el tratamiento adecuado. "Debemos lavarlas con limpiadores, pero evitar jabones y ser exfoliadas al menos dos o tres veces en semana. Además es importante evitar el tabaco al ser la nicotina un vasoconstructor periférico y hacer que lleguen menos nutrientes a la piel", indica la doctora que apunta que, por su parte, las deshidratadas deben hidratarse a diario.

La fundadora de Clínicas Vicario recomienda como tratamientos "la mesoterapia facial, en caso de pieles secas, con productos que aporten más nutrientes, que abran el poro e hidraten, así como ácido hialurónico. Para las deshidratadas, vitaminas y antioxidantes, y también ácido hialurónico para recuperar la condición adecuada de hidratación".

El doctor Gabriel Serrano, presidente y fundador de Sesderma, recuerda que tanto la piel seca como la deshidratada no son exclusivas del rostro, pueden afectar a todo el cuerpo y da una clave: "No olvidemos emplear geles de baño nutritivos de alta tolerancia y cremas/leches corporales después". Además, para las secas el doctor Serrano recomienda "complementos alimenticios a base de aceites como onagra y borraja ricos en ácidos grasos esenciales y vitamina E".

SI TIENES LA PIEL SECA…

Te recomendamos ocho tratamientos para tratar la piel seca. Mira la fotogalería. 

Ver 8 fotos

SI TU PIEL ESTÁ DESHIDRATADA…

Mira estos ocho tratamientos de choque contra la deshidratación (en fotos).

Ver 9 fotos

 

El look de Sara Carbonero para ir de bautizo. | INSTAGRAM

¿Qué desayuna Sara Carbonero?

No se salta la comida más importante del día.

CARMEN RAYA

Sara Carbonero es una de nuestras famosas más healthy. Junto a Paula Echevarría, Blanca Suárez y muchas otras, la presentadora intenta mostrar a sus seguidores en redes sociales que llevar una dieta sana acompaña de ejercicio puede ser muy beneficioso para nuestro organismo. Hace no mucho, Sara nos mostraba uno de sus desayunos favoritos.

 

Buenos y sanos días. #midesayuno #zumodemanzanalimónypepino #melocotónciruelaymaracuyá #porquéllamanalmaracuyáfrutadelapasión? #Porto

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Fruta para beber y fruta para comer. Un zumo de manzana, limón y pepino acompañado de un plato de melocotón, ciruela y maracuyá. Un desayuno perfecto por todas las propiedades que nos aportan cada uno de estos alimentos.

Manzana: Ayuda a reducir el colesterol, el nivel de azúcar en sangre y rebaja el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Limón: Contiene calcio, magnesio, vitamina C y otras sustancias que ayudan a nuestro sistema inmune.

Pepino: Es rico en antioxidantes y contiene grandes cantidades de calcio, sodio y fósforo.

Melocotón: Contiene gran cantidad de calcio, potasio, fósforo, hierro y manganeso.

Ciruela: Excelente fuente de hierro.

Maracuyá: Alto contenido en azúcar, fibra y vitaminas C, B y A.

Todo un festín sano y apetecible que puedes imitar desde casa para empezar el día con mucha energía y con mucha marcha (como diría Leticia Sabater).

Guía detox para otoño | GTRES

7 consejos para no perder la línea esta Navidad

Expertos en dietética y nutrición nos dicen qué se puede y qué no se puede comer.

Clara Hernández | Woman.es

Llegan las grandes cenas y comidas navideñas, esas que hacen temblar la báscula hasta a la más pintada. Sin embargo, siempre es posible saborear las comidas en familia sin necesidad de que estas causen estragos en la línea. 

Ya hace unos días te explicábamos por qué no había que obsesionarse con el peso estas Navidades. Por si esto no suficiente, hemos pedido a un  experto que nos facilite las pautas y normas de oro para algo que, en principio, nos parece sumamente difícil. Aitor Sánchez, dietista y nutricionista del Centro Aleris en Madrid, nos ofrece siete recomendaciones que nos vienen al pelo. Eso sí, ya te advertimos: a la hora de mantener el peso, no existen dietas milagrosas. 

1. Primer consejo: no tener siempre expuestos los turrones, bombones y otros dulces navideños. Es decir, no deben estar al alcance de la mano ni de la vista. No se trata de encerrarlos bajo llave, pero tampoco que los veamos cada vez que pasemos por la cocina. 

2. Nos cuidamos, hacemos ejercicio físico pero cuando quedamos con los amigos, las copas, las cañas o la comida siempre están por medio. Aitor Sánchez recomienda "cambiar el enfoque del ocio con nuestras amistades". Se puede quedar, por ejemplo, para hacer actividades físicas. ¿Difícil? Solo es cuestión de proponerlo.

3. Hay que evitar los dulces al final de las comidas. Pero tenemos un buen sustituto: frutos secos o frutas desecadas, también deliciosas y muy sanas. ¿Qué tal unas nueces con unos higos secos?

Si quieres vivir más años (para llegar hasta 100 estas son nuestras recomendaciones), incluye las nueces, diariamente, en tu dieta. ¿Te faltan motivos? Reducen el riesgo de padecer cáncer, de problemas cardíacos, respiratorios y comer un puñado cada día ayuda a la pérdida de peso, a mitigar el estrés y a mantener el cerebro activo. | _love_bel / INSTAGRAM

4. Tenemos que intentar que el alcohol no sea protagonista ni de comidas ni de cenas. Y no hay ningún tipo que se salve, "ninguno vale la pena", asegura el experto. En su lugar, propone bebidas alternativas como cerveza sin alcohol o agua con gas. 

5. Comer en exceso nunca es recomendable, por lo que hay que tratar de no dilatar la Navidad o las grandes comilonas más allá de lo necesario. El 8 de enero hay que volver a la rutina, sí o sí. 

6. ¿Practicar ejercicio después de una comida abundante es la solución? "Es saludable, pero pero no podemos pensar que sirve para compensar una comida copiosa", advierte el nutricionista. Aún así, "es buena idea ir a dar un paseo o moverse después de comer". 

7. Un último punto para que reflexionemos: "Lo que engorda o es insano lo es tanto en Navidad como el resto del año: alcohol, bollería, embutidos... De estos productor es conveniente reducir su consumo".

Estos alimentos no te ayudan a mantener tu libido. | martasg25 / INSTAGRAM

Nueve alimentos que pueden acabar con tu libido

El mayor órgano sexual del ser humano -aun que no sea lo primero que se os viene a la cabeza- es el cerebro, pues es el que se encarga de producir químicos y hormonas que nos hacen sentir amor, atracción e incluso que nos permiten llegar al orgasmo.

Paula Zubieta | Woman.es

 

Te interesa:

· 7 alimentos para aumentar tu deseo sexual.

· ¿Qué está pensando un hombre cuando se mete en la cama contigo?

· Estudio: el sexo de una noche interesa tanto a hombres como mujeres.

 

Es por esta razón por la que nos tenemos que asegurar de comer cosas que nos aseguren la producción de de estos elementos para que nuestro cuerpo funcione de forma adecuada. Estos son los alimentos y bebidas que debes evitar:

1. El alcohol: si lo consumes con moderación no daña tu libido pero si por el contrario bebes demasiado ten por seguro que no te va a favorecer, y es que el exceso de alcohol en el organismo pueda causar problemas de erección o dificultades para llegar al orgasmo. Además beber demasiado alcohol puede hacer que te entre mucho sueño, lo que definitivamente no es bueno para una noche de lujuria.

2. Carne roja: algunas carnes contienen hormonas que pueden desequilibrar el balance natural hormonal de los hombres si se comen en grandes cantidades.

3. Brotes de soja: a pesar de ser una gran fuente de proteínas su consumo excesivo puede provocar bajos niveles de testosterona en los hombres lo que provoca un recuento menor de espermatozoides, lo que a su vez provoca un descenso del libido.

4. Menta: si, como leéis, la menta puede acabar con nuestro deseo sexual, especialmente con el de los hombres y es que aun que nos sorprenda, el mentol puede provocar un descenso de la testosterona.

5. El regaliz: usado en dulces, tés y otras bebidas, esta planta aun que deliciosa no favorece nuestro apetito sexual y es que contienen fitoestrógenos que afectan a los niveles de testosterona y debilitan el deseo sexual.

6. El chocolate: conocido como afrodisiaco, este alimento está delicioso y produce endocrinas, más conocidas como las hormonas de la felicidad. Sin embargo el chocolate también contiene xantina que reduce nuestra llibido y nos causa un estado letárgico.

7. Fritos: estos alimentos no son solamente malos para nuestra salud si no que además afecta a nuestras conductas sexuales. Y es que estos alimentos grados hacen decrecer nuestra libido, tanto en hombre como mujeres, y además provocan un recuento bajo de espermatozoides en el hombre e interfieren en la gestación de la mujer.

8. Palomitas de microondas: en este caso no es tanto el alimento en si como las bolsas en las que viene, pues en su interior hay químicos que perjudican la conducta sexual de los hombres.

9. Grasas sanas: esto puede resultar sorprendente pero si tienes un porcentaje de grasa corporal muy bajo, esto puede afectar a tu vida sexual.