D.R.

Comer sopa de primero será tendencia en 2017

¡Bye bye juicing, Hola souping!

Paola Lei | Woman.es

Si hace un par de años nos instalamos en el “juicing” (la locura por tomar zumos) ahora parece que nos toca el “souping”, una terapia de limpieza a base de sopas que al parecer ya tiene conquistados a los neoyorquinos y a los californianos, los sujetos que mandan el mundo en materia de dietas. Para muchos nutricionistas una sopa es mejor opción nutricional que un zumo porque no implica la idea de una limpieza demasiado estricta.

Un estudio publicado en la revista Apetito demostró que las persona que tomaban una sopa de bajas calorías (130 calorías para las mujeres y 170 para los hombres) antes de comer consumían un 20% menos de calorías en esa comida pero no se sentían por ello menos satisfechos.

Para los científicos la clave del éxito de la sopa está en su textura. A pesar de que los líquidos salen más rápido del estómago que los sólidos, en el caso de la sopa no ocurre lo mismo porque hace que el estómago se expanda más que con otros líquidos y eso mantiene más tiempo la sensación de saciedad. Además, el hecho de que se tome con cuchara nos obliga a comer más despacio y ayuda a que nos sintamos más llenos que cuando tomamos un batido con una pajita o bebemos directamente del vaso.

Añadir sopa a la dieta es una manera fácil de comer más verduras y antioxidantes. Pero no todas las sopas son iguales hay que evitar las que están altamente procesadas, tienen muchos aditivos artificiales o muchas grasas. Lo mejor es hacerlas en casa.

En 2017 comer sopa de primero será tendencia, ¿quien lo iba a decir? Solo recuerda que si comes sopa y luego pizza y de postre helado, los efectos “mágicos” de la sopa se perderán. La sopa solo funciona si funcionas tú con ella.

Tags:

sopa