Comer sano es clave para mantener la línea. | Astarot / ISTOCK

7 cambios alimenticios que te ayudarán a reducir calorías con poco esfuerzo

¡Funcionan! Y contribuyen a perder peso de forma saludable. 

Paola Lei | Woman.es

Disminuir el consumo de calorías es una manera rápida de perder peso. Muchas veces, lo más eficaz para ellos es cambiar algunos hábitos que tenemos muy arraigados. Presta atención:

1. Bebe el te o el café solos
Sin  agregar leche ni cremas. Los que beben el café solo consumen casi 70 calorías menos por día, comparado con los que le añaden crema, azúcar u otros extras al café. Para los que prefieren el té, renunciar a la leche o a las cremas puede suponer consumir 43 calorías menos al día.

2. Come más fibra en el desayuno
Si eliges desayunar un cereal alto en fibra, te llenarás más rápido y comerás menos a lo largo del día. Un estudio de 2015 publicado en Annals of Nutrition and Metabolism asegura que los que desayunaban avena consumían un 31% menos de calorías en la siguiente comida.

3. Cambia los refrescos por agua
Cortar definitivamente todos los refrescos y bebidas dulces puede suponer un ahorro de 150 calorías diarias. Una buena idea es cambiar los refrescos por agua con gas.

Sustituye tus refrescos por agua.  | fizkes / ISTOCK

4. Come proteínas a lo largo del día
Comer en las comidas o en los tentempiés proteínas como las que se encuentran en los frutos secos, algunas semillas y algunos lácteos, puede prevenir los ataques de hambre. Una revisión de varios estudios de 2016 asegura que las comidas con alto contenido de proteína tienen un mayor efecto en la saciedad.

5. Vigila lo que pones en las ensaladas
Saltarse el pan, el queso y todo tipo de 'toppings' en las ensaladas que añaden calorías es siempre una buena idea si se trata de no ganar peso. El queso, el bacon, los 'cruotons' de pan y muchos frutos secos son los grandes boicoteadores de las ensaladas.

Ensalada, mejor sin 'toppings'. | manyakotic / ISTOCK

6. Pide la comida antes de que estés hambriento
Un estudio de 2016 publicado en la revista  'Marketing Research' asegura que las personas que piden su comida con antelación, casi más de una hora antes de comer, consumen menos calorías que aquellos que lo hacen a la hora de la comida o pocos minutos antes, cuando ya están hambrientos. Esperar a tener hambre para decidir qué comer no es una buena idea. 

7. Mantén la cocina limpia
Si quieres mantener tu dieta bajo control no vivas en el caos. Una investigación publicada en 2016 en la revista 'Environment and Behavior' asegura que las mujeres que pasaban más de diez minutos en una cocina desorganizada comían dos veces más galletas y consumían, como promedio, 53 calorías más que aquellas que esperaban en la misma cocina una vez que ya había sido recogida.