Gregory Scaffidi / Imaxtree.com

Del sérum dental a la ortodoncia invisible, los tratamientos más punteros para una sonrisa de cine

Por mucho que la mascarilla nos cubra la boca no debemos descuidar la salud dental. Al contrario. Y tampoco olvidarnos de sonreír. 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Últimamente es como si solo existiera el tercio superior de nuestra cara. Tratamientos para la mirada; maquillaje para unos ojos intensos, expresivos, atrevidos...  Pero, ¿qué pasa con las sonrisas? Parece que nadie recuerda que era lo primero en lo que nos fijábamos al conocer a alguien... Según el Estudio de salud bucodental de Clínicas W, que realizaron hace un año, el 50,4% de los españoles miraba la boca de una persona nada más conocerla, frente al 30% que prefería centrarse en la mirada. ¡Hasta la mismísima Julia Roberts se cubre con mascarilla en sus selfies y nos hace olvidar que ella era la poseedora de una de las sonrisas más atractivas y encantadoras de Hollywood!

Sin embargo, por mucho que cubramos nuestra boca gran parte del día no debemos descuidar esta zona. De hecho, los dentistas nos están insistiendo en que la mascarilla puede provocar un exceso de bacterias bucales que desencadene, entre otras patologías, halitosis (mal aliento), caries y cambio de color en la dentadura. Por eso, y porque somos firmes defensoras de sonreír a cualquier hora del día, te descubrimos los tratamientos más punteros para que sigas presumiendo, como Isabel Pantoja, de "dientes, dientes". 

D.R.

- Un cepillado completo

Lo de lavarnos (bien) los dientes sigue siendo una asignatura pendiente. Según el estudio sobre hábitos en la salud bucodental en los hogares de Fluocaril, el 60% de las familias españolas dedica ¡menos de 90 segundos al cepillado!. Por suerte, ese mismo porcentaje lo hace dos veces al día, cumpliendo con la recomendación mínima de la OMS. En cuanto al tipo de cepillo, ya sabes, el mundo se divide entre los que no pueden vivir ya sin el eléctrico o los que mantienen el cepillado manual de toda la vida. Lo importante, sea cual sea tu preferencia, es que realices movimientos cortos y circulares; siempre desde la encía hasta el borde del diente y sin ejercer demasiada presión. Además, es importantísimo llegar a todos los rincones. Y para ello, un gran aliado -además de la seda dental- son los irrigadores. La marca Roaman ha lanzado unos en formato mini y sin cables que son perfectos para llevar a cualquier parte. Incluso en el bolso si eres de las que usan brackets. Lo tienen en azul o en rosa y cuesta 49 €

D.R.

- Cosmética dental

Con el esmalte de los dientes sucede algo similar a lo que le pasa con el colágeno o el ácido hialurónico de nuestra piel; se va perdiendo progresivamente y el cuerpo, por sí mismo no es capaz de regenerarlo. Aquí entran en juego marcas como Regenerate, que cuenta con una gama de productos -que recuerdan a los cosméticos faciales- para tratar esa pérdida. Entre ellos encontramos hasta un sérum que, como los concentrados faciales antiagina, combate el inevitable proceso de erosión del esmalte. Se usa una vez al mes durante tres días consecutivos dejándolo actuar unos tres minutos con la funda aplicadora. El kit de sérum, funda y activador cuesta 39.90 €.

- Inyecciones de ácido hialurónico 

Seguramente has oído que el ácido hialurónico se infiltra para combatir las ojeras, levantar los pómulos y aportar volumen a los labios, pero... ¿sabías que puede ayudar a corregir la sonrisa gingival? Jennifer Garner, Miley Cyrus, George Clooney o Nicole Kidman  son solo algunas de las celebrities que sufrían este problema que consiste en que se ve más encía que dientes al sonreír. De hecho, según el doctor Jorge Mercado, afecta "al 40% de la población". En sus clínicas lleva a cabo lo que él llama “reestructuración dinámica” : “Se trata de complicarle la función a tres tipos de músculos: los de la zona del bigote, los que elevan que se encuentran en las aletas de la nariz, y los de la sonrisa que están insertados en los pómulos. Los dos primeros se solucionan entrando con una cánula por el surco nasogeniano e introduciendo ácido hialurónico Teosyal RHA 4, de Teoxane. Este ácido hialurónico es excepcionalmente viscoso y elástico, además de específico para aportar volumen en zonas dinámicas. Y los últimos se solucionan pinchando con una aguja a nivel de los pómulos ácido hialurónico Ultradeep, de Teoxane, que es más viscoelástico. Es decir, mantiene la elasticidad y es específico para remodelar el contorno", detalla el dr Mercado. Es decir, con un par de pinchazos, la sonrisa gingival pasa a mejor vida y tú a seguir sonriendo. Desde 550 euros.

- Soluciones más sostenibles 

Quizá no lo sabías, pero el cepillo de dientes que tiraste a la basura la semana pasada va a tardar casi 100 años en empezar a descomponerse. Ahora cada persona tira 300 a lo largo de su vida.. De ahí que muchas marcas estén apostando por ideas sostenibles como los cepillos de bambú, un material biodegradable y de propiedades antibacterianas. También es interesante que esta tendencia se está trasladando a los dentífricos. Encontramos los de Solito, la marca zero waste de Kriim, que se presentan en tarro y solo contienen ingredientes de origen natural como el aceite de coco, el carbonato de calcio y la arcilla blanca a los que añaden hierbabuena o menta para dejar mejor sabor de boca (7,95 €). También es más que curiosa la pasta de dientes sólida de la marca francesa Lamazuna. Con forma de mini piruleta, equivale a dos tubos de pasta de dientes y, por supuesto, prescinde de envases. Muy en línea con la moda de los champús o geles sólidos, para usarla solo hay que frotar el cepillo sobre el dentífrico y limpiar tus dientes. Cuenta con tres sabores (limón, canela, menta) y cuesta 8,50 €

- Ortodoncia invisible 3.0  

Las férulas correctoras invisibles llevan años haciendo más fácil la vida de quienes querían alinearse sus dientes o corregir algún pequeño defecto. Lo más novedoso llega ahora de la mano de la tecnología. Impress lleva a cabo una digitalización de la sonrisa del paciente para tomar las medidas y diseñar el proceso, que se plasma en un vídeo 3D. Después, gracias al seguimiento online desde el móvil y la inteligencia artificial se detecta cualquier desviación del plan sin esperar a una consulta presencial. Una nueva forma de entender el mundo de las ortodoncias y que en estos tiempos es más útil que nunca.