Retrato de Rosé, del grupo Blackpink, con collar de eslabones XL de Tiffany City Hardwear. | DALiM / Tiffany & Co.

Rosé, la célebre estrella del grupo de k-pop Blackpink, deslumbra como musa de la colección más audaz de Tiffany (y es un sueño)

Con su grupo, Blackpink, Rosé ha roto listas de éxitos y fronteras. Ahora, impacta como imagen de la nueva colección Tiffany City Hardwear. ¡Perfecta!

Cristina Delfín

La fama de Rosé, cantante y superestrella del celebérrimo grupo de k-pop Blackpink, hace tiempo que trascendió las listas de éxitos de Corea del Sur, e, incluso, del ámbito musical. Nacida en Australia de padres surcoreanos hace 24 años, su profesión se extiende hoy a bailarina, 'it girl' musa cotizada de marcas internacionales y reina influencer (su perfil de Instagram arroja cifras similares a las de Bella Hadid o Adele, con casi 40 millones de seguidores). Esta semana, además, deslumbra, soberbia, como nueva embajadora global de la colección 'City Hardwear' de Tiffany & Co, la cual está inspirada en la ciudad de Nueva York y se desliza entre la contundencia y rebeldía de los eslabones y las formas industriales 'chunky' más urbanas, y la sofisticación y la proporción propias de la marca en una sesión hipnótica, que puedes ver al final de este reportaje (y a lo largo de la cual, Rosé revela algunas facetas que, tal vez, no conozcas). 

Rosé, de Blackpink, con pulseras de eslabones de la colección de joyas 'Tiffany City Hardwear'. | Tiffany & Co

Por ejemplo, su pasión por las joyas, que considera "algo divertido" y que le producen "mariposas", a la vez que las considera clave para culminar un look. "Nunca sabes cómo se ve lo que llevas puesto hasta que te pones joyas", insiste.

Entre eslabones gráficos en oro amarillo y rosa de 18 k, y pavé de diamantes, Rosé explica qué es lo que más le gusta de la colección que ese día lleva: que sean joyas chic con estilo y fuerza, las cuales le gusta mezclar y combinar con otros accesorios, así como el oro rosa, al que ahora suma el oro amarillo. "Antes pensaba que el oro amarillo era demasiado elegante, pero ahora me divierte mucho verme llevando piezas de oro amarillo", asegura. 

También se declara fan de su audacia y atrevimiento ("Yo me siento valiente cuando defiendo mis propias opiniones", indica), y del tamaño de las joyas porque para que algo le guste "no tiene que ser algo grande sino algo que encaje" en su estilo de vida. Fundamental, que "no sea forzado". "Me siento mucho más atraída por las formas industriales de la colección, me encanta la complejidad y la vanguardia del diseño", resume.

Una de las pulseras que protagoniza la sesión de Rosé: la de doble vuelta y eslabones XL en oro amarillo de Tiffany City Hardwear. | T|Tiffany & Co. Studio

De la colección Tiffany City Hardwear le encanta, asimismo, el sabor urbano, más aún porque su ciudad favorita es Nueva York. "Cuando la visité por primera vez, me sentí atrapada por las estrellas y estaba alucinada con la altura de los edificios y las calles llenas de gente. Hasta que no estuve allí, no caí en que mis películas favoritas tenían lugar allí. Era la ciudad de la que me enamoré a través del cine". 

También sorprende cuando se revela como una fan de Tiffany & Co precoz: "He llevado joyas de Tiffany desde que estaba en secundaria", afirma. "Entre las amigas, solíamos reunir dinero entre todas para regalarnos algunos de sus collares tan monos. Siempre se creaba un momento de nerviosismo cuando dábamos la clásica bolsa azul", añade subrayando que las joyas de la mítica marca neoyorkina son para todas las edades.  

Sin duda, su madre, quien le compró por primera vez una joya de Tiffany (unos pendientes de oro blanco cuando estaba en 7º curso), ha influido mucho en su gusto y percepción de la belleza. "Todavía recuerdo cuando mi madre trabajaba en Nueva Zelanda y se vestía de negro con un elegantísimo blazer ajustado, una falda lápiz, labios rojos oscuros y peinado perfecto. Siempre iba impecable, vestida de 'jefa', y sigue siendo mi ídolo. Es un ser humano desinteresado pero fuerte e independiente", concluye. 

Mira la preciosa sesión de Rosé como embajadora de la colección Tiffany City Hardwear: