Eva González, antigua Miss España.  | GDG / GTRES

Cambios en las normas de Miss España: tatuajes, madres y cirugía son bienvenidos

El certamen de belleza vuelve tras una pausa de siete años y una normas... ¿acordes a los nuevos tiempos o la belleza solo tiene valor si es natural?

Clara Hernández | Woman.es

La renovación ha llegado  al concurso de belleza más popular en España, el de Miss España, que regresará en 2019 después de un descanso de siete años. Tras ser acusado en la década anterior de estar anclado en el pasado y destilar un cierto aroma 'rancio', la organización ha decidido cambiar algunas de sus normas más severas y adecuar su filosofía "a los nuevos tiempos" para su vuelta, explican en una nota de prensa. 

Según indican, los responsables del certamen han decidido eliminar "cualquier norma discriminatoria o contraria a la dignidad de la mujer", por lo que podrán presentarse (abre bien los oídos) personas casadas o divorciadas. El comunicado también señala que el hecho de que las candidatos sean madres "tampoco impedirá su participación" (recordamos que en 2007 a Miss Cantabria se le quitó su título nacional por tener un hijo). Eso sí, las aspirantes no podrán quedarse embarazadas durante el proceso ni estar en estado de gestación. 

Coronación de Miss España 2009. | Israel Leal

Hay más puntos: también se podrán presentar al certamen quienes "hayan sido intervenidos de operaciones de estética", un aspecto que tenía divididos a los seguidores del concurso. Hay una condición: "siempre que cumplan los estándares de sanidad y salud recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS),".

Hay otra norma que ha sido abolida y que nos han extrañado que se hubiera mantenido vigente hasta ahora: el certamen aceptará a "personas con tatuajes".

La organización también se refiere a los candidatos que se hayan sometido a una operación o proceso de reasignación de sexo: para concursar, deben ser "física y fisiológicamente del mismo género que indique su DNI". 

Lo que no se perdona es la edad: no podrás inscribirse nadie mayor de 30 años (una edad que antes era, incluso, más limitada). 

¿Qué te parecen las nuevas reglas? ¿Son afines a los tiempos, todavía tienen que mejorar o la belleza que compite, por ejemplo, pierde sentido si no es natural?

El certamen de Miss y Mister España arrancó en 1929, por lo que en la próxima década cumplirá un siglo de vida.