Cómo probarte el maquillaje en tiempos de coronavirus. | Lancôme

Así te probarás a partir de ahora el maquillaje

La inteligencia artificial nos ayudará a elegir la base o la barra que más nos favorecen. También hay opciones para cambiar tu diseño de cejas; escoger crema…

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Mientras se mantengan medidas para prevenir el contagio de la Covid-19 como la distancia de seguridad o el fin de los testers, muchas rutinas tendrán que adaptarse a esta nueva realidad. Probarnos maquillaje o cualquier otro cosmético será una de ellas. Hace unos días, cuando empezó la reapertura de tiendas físicas con la desescalada, el grupo L’Oréal (Lancôme, YSL, Maybelline, L’Oréal Paris…) aseguraba que “la experiencia de entrar en una perfumería y probar las novedades de fragancias o maquillaje ha cambiado ya para siempre”. 

La inteligencia artificial será la encargada de sustituir a los testers de toda la vida. Espejos virtuales, apps de simulación y páginas webs permitirán, solo con un selfie, mantener las medidas de higiene y seguridad cuando vayas de compras. Eso sí, desde Lancôme nos dan tres consejos para que la experiencia –sobre todo si es en cuestión de maquillaje- sea lo más realista posible: Recógete el pelo o despéjalo de la cara; hazlo con la piel limpia y desmaquillada y, por último, busca una buena luz.

A continuación, te contamos cuáles son los probadores virtuales más punteros. 

La "nueva normalidad" en el sector de la belleza. | Lancôme

Espejito, espejito… virtual ¿Rojo o rosa? ¿gloss o efecto mate? Si dudas con el color o acabado de tu próxima barra de labios, Modiface te lo pone fácil. Se trata de la herramienta virtual del grupo L’Oréal, con la que puedes probar todo el maquillaje de marcas como Lancôme o Maybelline. Además de resultados súper realistas, esta tecnología no puede ser más sencilla ya no se trata de una app ni hay que descargarse nada. Basta con entrar a la web de Lancôme y pinchar en la sección Inspírate o en Maybelline y, por arte de magia (y de la inteligencia artificial y la realidad aumentada) tu pantalla se convertirá en un espejo. Allí podrás subir una foto que ya tengas en tu dispositivo o directamente encender la cámara del móvil y experimentar con labiales, máscaras, bases… Otras marcas del gigante de la cosmética, como NYX, Giorgio Armani Beauty o L’Oréal Paris disponen también de este servicio en sus webs. 

De Instagram al facechart. Aunque nos encantan sus tiendas físicas –son un paraíso para cualquier beauty victim-, Sephora siempre ha apostado por la tecnología virtual. Entre las últimas novedades, nos ha conquistado su Home Beauty: una serie de directos en Instagram (@Sephora_Spain) que permiten aprender todo lo que antes nos enseñaban sus expertas en la tienda. Tutoriales de maquillaje, tips para cuidar la piel, rutinas de limpieza facial, ideas de peinados… Además, desde el pasado 15 de mayo todos los vídeos están almacenados en su canal IGTV (puedes acceder desde su feed). Para quienes no puedan resistirse a ir de shopping a sus establecimientos, Sephora ha dispuesto estrictas medidas de higiene y seguridad. Por tanto, para probar novedades sus beauty advisors echarán mano de las tablets o del clásico facechart. En esta cartulina que suelen usar los maquilladores para crear sus looks antes de hacerlos, probarán los tonos para que veas el resultado in situ. 

Rutinas a medida. Es lo que propone el nuevo servicio Bespoke Beauty de la web de cosmética premium Pure Niche Lab. ¡La idea no puede gustarnos más! Sobre todo en estos tiempos… Consiste en una consulta por videollamada (a través de Zoom) para analizar el estado de nuestra piel, sus necesidades, circunstancias externas –clima, nivel de estrés, localización…- y nuestros gustos y prescribirnos así el régimen de belleza perfecto. El servicio, disponible a través de la página web de Pure Niche Lab, cuesta 20 euros, aunque el importe será descontado a través de un código si se compra alguno de los productos recomendados. Eso sí, trabajan con primeras marcas de cosmecéutica, como Perricone MD, Medik8, Dra.Barbara Sturm, Augustinus Bader… 

El diseño de cejas perfecto. Depilarse las cejas ha sido –junto con las extensiones de pestañas- el servicio beauty más demandado al terminar la cuarentena, según informaba la web de reservas Treatwell recientemente.  Si es tu caso, pero quieres probar un nuevo look ‘cejil’ antes de pedir cita, te proponemos que lo hagas con Brow Try-On, de Benefit.  Esta herramienta permite trastear con diferentes grosores, formas (rectas, arqueadas, ascendentes…)  e incluso tonos de cejas sobre tu foto o con una modelo virtual. Todo para descubrir el poder de transformación de tu mirada antes de pasar por las pinzas. 

Dudas sobre tu piel. Está claro que la compra online va a mandar en los próximos meses. También en el sector cosmético. Por eso, los diagnósticos digitales son una gran ayuda para conocer mejor tu piel, resolver dudas y elegir las fórmulas más adecuadas. SkinConsultant AI de Vichy detecta, a través de un selfie,  los signos de envejecimiento más marcados en esa persona y le recomienda una rutina. Si se tiene propensión al acné, Effaclar SpotScan, de La Roche-Posay,  ofrece asesoramiento y recomendaciones personalizadas para tratarlo. Y para las clásicas, que no renuncian al cara a cara, pueden reservar una cita con las consejeras de Sileä a través de su web. 

Con la manicura clara. Si estás pensando en pedir cita para renovar tu manicura, lleva las ideas bien claras. En la web de OPI puedes hacerte una idea. Su simulador permite ver cómo queda el tono del esmalte y combinarlo con diferentes formas y largos de uñas. 

 

Relacionados