Prepárate para probar un método revolucionario. | Vanitas Espai

Manicura en seco: el método ruso que revolucionará tus uñas

Sin agua y sin cortar la cutícula.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Rosalía, Blanca Suárez, Úrsula Corberó o Kylie Jenner son solo algunos ejemplos de celebrities que le dan muchísima importancia a lucir una manicura perfecta. En todos los estilos y formas, bien es cierto que lucir unas uñas perfectas nos ayuda, aunque no lo creas, a poner la guinda final a todos nuestros estilismos. Un pastel (hablando de guindas) que se reinventa con la llegada de la manicura en seco

Una técnica que Vanitas Espai ha importado de Rusia y que se realiza sin agua, empleando limas desechables y puliendo la cutícula, en vez de cortarla. ¡Maravilla! Además, así conseguiremos un resultado más pulcro y un esmalte mucho más duradero. Pero, ¿Cuál es exactamente el proceso que se realiza durante la manicura rusa? 

'Stop' al corte de cutículas

Esta técnica aboga por retirar solo la parte 'muerta' con dos herramientas especiales: limas desechables y un torno especial. "Es más saludable no cortar porque la cutícula es la protección natural de la uña contra bacterias, e infecciones", nos cuentan desde Vanitas Espai. Además, al no cortarla se ralentiza su crecimiento.

Tus manos lucirán más bellas que nunca. | Vanitas Espai

Proceso en seco

En la manicura rusa no se emplea agua en ningún momento del proceso. Tampoco se utiliza ningún producto para ablandar la cutícula. El motivo es que para retirar la cutícula muerta no hace falta agua, basta con emplear dos herramientas: limas especiales y un torno eléctrico.

Limas desechables

Su superficie de grano especial pule la cutícula sin dañarla. "Es fundamental que el experto sepa ejecutar con precisión la técnica para rebajar las cutículas hasta el punto exacto, justo donde termina el tejido muerto", nos explican desde Vanitas Espai. 

Un resultado brillante. | Vanitas Espai

Pulido final

Tras limar las cutículas, se procede a su pulido con un torno eléctrico que sustituye a alicates y palitos de naranjo. Solo se emplea sobre la cutícula (nunca sobre la superficie de la uña) y dispone de distintas fresas para adaptarse a las necesidades de cada cliente. Este torno hará que el esmaltado quede preciso y se más duradero.

Un método que podrás probar en Vanitas Espai, centro que pone a tu disposición dos experiencias distintas. Tú eliges.

Manicura rusa con Vinylux: 28 euros.
Manicura rusa con Shellac: 43 euros.

Relacionados

-->