IMAXTREE

Dime con quién andas y te diré si eres guapa

Un estudio confirma que la belleza no solo depende de ti, las personas que te rodean juegan también un papel fundamental.

Paola Lei | Woman.es

La belleza objetiva no existe. Eso es lo que dice la ciencia y ahora acaba de confirmar un estudio que muestra que el atractivo de una persona se juzga dependiendo de quiénes la acompañen, de cuán agraciadas hayan sido en la lotería genética y de cómo cotizan en el mercado de los guapos. Lo que dice el estudio es que la belleza siempre se establece en comparación con los rasgos de otra persona.

Se suele pensar que la belleza de una persona es un concepto fijo que solo lo puede alterar el tiempo, pero los investigadores sugieren que el contexto en que se juzga el atractivo es clave para determinar cuán guapa es una persona.

Es decir una persona puede ganar enteros rápidamente en la escala de atractivo cuando va acompañada con alguien cuyo físico no es demasiado agraciado. Pero si esa misma persona fuera apreciada en solitario sus cualidades estéticas no estarían tan elevados en esa hipotética escala de belleza que nos plateamos todos en nuestras cabezas.

El estudio dirigido por psicólogos de la University of London y publicado en la revista 'Psychological Science' se realizó con 40 personas a las que se les mostraron diferentes caras con el objetivo de que las valoraran por su belleza. Luego se les mostraron las mismas caras pero esta vez acompañadas de otras. Cuando se añadieron estos “rostros de la distracción” el nivel de atractivo de las primeras caras se elevó considerablemente respecto a la primera ronda.

“Hasta ahora se había creído que el atractivo de una persona era constante, dice Nicholas Furl, autor el estudio. “Es decir, si hoy ves una foto de George Clooney te parecería igual de atractivo que si la ves mañana”. Sin embargo este trabajo demuestra que la compañía es clave para juzgar la belleza de una persona porque inevitablemente siempre buscamos otras referencias para comparar antes de dar a alguien por guapo o guapa.