Bogdan Kurylo / ISTOCK

Si aún te depilas con cuchilla, estas son las que más respetan y cuidan tu piel

Puede que no lo sepas pero puede que estés cometiendo muchos errores a la hora de depilarte con cuchilla. ¿El más grave? No elegir bien la maquinilla con la que hacerlo.

Woman.es

Existen infinidad de métodos de depilación y, sin embargo, la cuchilla sigue siendo el gran favorito. Motivos no le faltan: es rápido, es indoloro, es económico y el más fácil de realizar en casa. 

Y olvídate de ese mito asentado que dice que al depilarse con cuchilla el vello crece más fuerte. Cierto es que no disminuirá su crecimiento, pero eso no significa que estés provocando que alga mayor cantidad ni que sea más grueso o más oscuro. No le afecta de ninguna manera ya que la hoja no alcanza el folículo como si lo hace por ejemplo la cera, de modo que ese miedo debería estar ya completamente desterrado. 

El único inconveniente que tiene es la situación de irritación en la que muchas veces deja a nuestra piel. Al afeitar la zona la agresión es mayor para la dermis, por lo que conviene escoger con mimo el modelo que mejor atienda las necesidades de tu cuerpo y su sensibilidad. Si además es respetuoso con el medioambiente porque favorece que no genere demasiados residuos, mucho mejor. 

Pero tan importante es elegir una buena cuchilla para hacerlo como seguir bien todas las recomendaciones de los expertos para que esto no ocurra. Hacer el proceso con calma y con sumo cuidado será la garantía para evitar arrepentirnos. 

La exfoliación es el primer paso para conseguir los mejores resultados. Preparar la parte del cuerpo que va a depilarse es absolutamente fundamental. No importa la época del año en la que nos encontremos, siempre es conveniente ayudarse de un buen exfoliante para acabar con las células muertas. 

Después, limpia bien la piel para que no queden restos de ningún producto previo y, al mismo tiempo, ayude a que el vello se ablande. Es entonces cuando puedes pasar la cuchilla con mucho cuidado para evitar cortes. Dependiendo de la máquina que utilices tendrás que hacer una o más pasadas. 

Una vez terminado el proceso, lava con agua fría para calmar y cerrar los poros, aplica una crema hidratante densa para nutrir al máximo. Ten en cuenta que debes esperar al menos 24 horas antes de exponerte al sol para evitar enrojecimiento pero que, si en cambio lo que quieres es utilizar un autobronceador, es el mejor momento para aplicarlo puesto que la piel estará más receptiva y uniforme que nunca.