Look beauty del desfile de Awake | Greg Scaffidi / IMAXTREE

El ácido mandélico es el nuevo ingrediente anti envejecimiento que necesitas incorporar a tu rutina

A estas alturas seguramente ya conocerás a fondo las maravillas del ácido hialurónico, y puede que hasta que hayas investigado sobre otros ácidos menos conocidos como el ácido láctico. Sin embargo, el ácido mandélico es un ácido muy infravalorado hasta el momento y que tiene el potencial de elevar completamente tu rutina de cuidado de la piel.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA | WOMAN.ES

El ácido mandélico es un alfahidroxiácido (AHA) derivado de las almendras amargas que se utiliza en el cuidado de la piel por sus propiedades exfoliantes. Como tiene una estructura molecular más grande que otros exfoliantes como el ácido glicólico, tiende a penetrar más lentamente en la piel, lo que lo hace más suave y menos agresivo.

¿Cuáles son los beneficios del ácido mandélico?

Tiene poderosas propiedades exfoliantes, ayuda a eliminar las células muertas de la piel y a estimular el colágeno, lo que a su vez contribuye a suavizar las líneas de expresión y a reafirmar la piel. Eso significa que puede utilizarse para prevenir la aparición de los primeros signos de la edad. Pero eso no es todo. El ácido mandélico también es muy bueno para reducir las manchas oscuras y las marcas de acné

Por último, pero no menos importante, el ácido mandélico es un gran recurso si eres propensa a los brotes de granitos ya que su uso continuado evita su aparición.

¿Cuáles son los efectos secundarios del ácido mandélico?

Sencillamente, no hay que abusar de él. Al igual que cualquier otro AHA, el ácido mandélico puede causar cierta irritación de la piel, enrojecimiento y picor si se utiliza con demasiada frecuencia, pero es menos probable que cause este tipo de irritación que otros ácidos. Sin embargo, sí tienes que tener la precaución de utilizar un filtro solar todos los días para reducir la fotosensibilidad adicional.

¿Cuál es la mejor manera de utilizar el ácido mandélico?

La frecuencia de uso depende del tipo de producto del que se trate, de su concentración y de la sensibilidad de tu piel. Si por ejemplo eliges un sérum que contenga ácido mandélico podrás usarlo a diario, mientras que si buscas incorporar este ingredient en un peeling tendrás que usarlo con mucha menos frecuencia. Uno de nuestros productos favoritos es este sérum de ácido mandélico al 10% de The Ordinary, que se puede utilizar cada noche sobre la piel limpia para combatir la hiperpigmentación y el acné. Además, el ácido hialurónico del producto ayuda a contrarrestar la sequedad del ácido mandélico, pero eso no significa que debas dejar de aplicar después tu hidratante habitual.  

Druni

En cuanto a la combinación con otros ingredientes, has de saber que puede trabajar en conjunto con otros principios activos, como la vitamina C, el ácido salicílico y otros exfoliantes, para optimizar los resultados.