Si echamos la imaginación a volar, al verlos saliéndo de la Abadía no podemos dejar de soñar con el momento de la boda. | GTRES

Meghan Markle y el príncipe Harry ya tienen el perfume para el día de su boda

El perfume que llevarán el príncipe Harry y Meghan Markle en su boda ya ha sido entregado en el Kensington Palace.

Juande Corrales | Woman.es

La boda real británica nos tiene a todos con las miras puestas en el calendario: el 19 de mayo será ese gran día en que el príncipe Harry y Meghan Markle se den el 'sí, quiero' y comience la segunda parte de esta historia, lo de comer perdices. Pues bien, el tiempo vuela y si ya conocemos bastantes detalles sobre el enlace matrimonial de Harry y Meghan, ahora nos ha llegado otra noticia acerca del día más importante de sus vidas: ¡ya sabemos a qué van a oler los novios!

La prensa inglesa ha conseguido desvelar el perfume que usará la pareja real en el día de su boda y, es más, según esta información, podemos afirmar que la fragancia ya ha sido entregada en el Kensington Palace. ¿Se lo habrán puesto ya para ir haciéndose al olor o dejarán que el momento de perfumarse sea mágico y único? ¡Qué nervios!

Lo que podemos contarte es cuál es la fragancia en cuestión, pues se trata de un perfume creado por Floris, la casa perfumista fundada en Londres en 1730 estrechamente ligada a la Casa Real británica. Las reinas Victoria e Isabel II y el rey George IV destacan entre el historial de su clientela, y ahora lo harán Harry de Gales y Meghan Markle en el día más feliz de sus vidas. 

'Bergamotto Di Positano' es el eau de parfum que la firma de perfumes ha versionado para tal ocasión, una fragancia unisex con tintes marinos y cítricos, que promete oler a la calidez del Mediterráneo, los rayos de sol y el agua cristalina.

'Bergamotto de Positano' es el perfume que el príncipe Harry y Meghan Markle llevarán el día de su boda. | FLORIS

Sus notas de salida son la bergamota y la mandarina; el corazón entrelaza té verde, azahar, jengibre y vainilla, y el fondo deja una delicada estela de ámbar, especias y maderas.

¿Puedes imaginártelo? Ahora nos están entrando ganas de olerlo, aunque como no lo compremos, complicado, porque nuestra invitación no llega por mucho que se lo pedimos a las estrellas.