GTRES

Ha vuelto la sombra rosa, ¿la amas o la odias?

La sombra rosa fue todo un éxito en los noventa, pero parece que como todo en la moda, ha vuelto.

Diana Matilla | Woman.es

La sombra de ojos rosa es una de las más olvidadas por todos cuando se habla de maquillaje. Las paletas multicolor casi siempre prescinden de este tono, porque conseguir un look en rosa y salir airoso en el intento es una tarea muy difícil.

Cuando se apuesta por el rosa en sus vertientes más suaves, el resultado es natural y aporta luz, pero cuando se eligen tonos más pigmentados pueden pasar dos cosas: que el acabado final sea original y luminoso, o en el peor de los casos, que no sea nada favorecedor, como ocurrió con Lena Dunham en la premier de 'Girls'.

El rosa es, sin duda, el color de la temporada: en los 'beauty looks', la ropa, los zapatos o los accesorios, el lema 'pretty in pink' cobra un nuevo significado. En todas sus tonalidades, desde el rosa más empolvado o bebé hasta el más pigmentado, este color, que se había desterrado a los labiales o al 'blush' más natural cobra protagonismo ahora en los ojos: pero ciudado, hay algunas cosas que debes tener en cuenta a la hora de aplicar la sombra. 

-Este look se puede llevar tanto de día como de noche según la intensidad del color. Cuánto más suave y con más brillo, el acabado será más natural e incluso romántico. Mientras que cuánta más intensidad, el look se adecuará más a un estilismo de noche. 

-Esta tonalidad es muy fácil de combinar, va perfectamente con marrones o dorados y se puede crear un efecto ahumado adecuado para cualquier ocasión. 

-Hay que tener ciudado con los tonos fucsia: bien combinados pueden resultar muy llamativos, pero cuando la pigmentación es excesiva, el look puede parecer un disfraz. 

Ver 15 fotos