Alessandro Zeno / IMAXTREE

Esta técnica de maquillaje es el secreto de los makeup artists para una piel perfecta y natural

¿Está cansada de tener que elegir entre tener brillos o una piel apagada de la mañana a la noche? Te descubrimos una nueva técnica de aplicación de polvos, llamada pinpoint powdering, que cambia las reglas del juego.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Aunque hay dos bandos opuestos en lo que respecta al maquillaje del rostro (brillante frente a mate), todo el mundo está de acuerdo en que una piel con muchos brillos puede arruinar incluso el look de maquillaje más bonito. Hasta hoy, pensábamos que las únicas alternativas que teníamos eran dejar la piel lo más natural posible y arriesgarnos a que durante el día apareciesen los temidos brillos, o empolvarla por completo y que el resultado fuese mate y, seamos sinceras, mucho menos bonito. 

Para que la piel quede perfecta y natural debe haber un equilibrio entre las zonas de luz y brillo y las zonas mate, ya que la luminosidad es sinónimo de juventud y frescura, y una piel mate puede acabar poniéndonos muchos más años encima. Por suerte, la maquilladora de las celebrities Nikki DeRoest, responsable de los maquillajes de Hailey Bieber y Rosie Huntington-Whiteley, ha compartido cuál es la técnica de maquillaje que sigue para aplicar los polvos y conseguir este resultado perfecto, o lo que es lo mismo, las claves de lo que ella denomina el pinpoint powdering.

"Esta técnica sirve para mantener tu piel luminosa y bonita, sin parecer una bola de discoteca", dice la maquilladora en este tutorial. Y añade: "el uso de polvos en ciertas zonas puede hacer que el resto de tu luminosidad se vea aún mejor debido a la dimensión de lo mate frente a lo brillante".

¿Qué es el pinpoint powdering?

La aplicación selectiva de los polvos es una forma especial de aplicarlos, que rompe con la antigua regla de que los polvos de acabado deben aplicarse en todo el rostro. Así, al aplicarlos solo en unas pocas zonas del rostro, permitimos que el brillo natural se aprecie en las zonas en las que queda bonito, a pesar del maquillaje. El resultado es una tez perfecta y más dimensional, con zonas de la piel bien matizadas y otras que tienen su brillo potenciado.

¿Cómo reproducir esta técnica de maquillaje?

Por suerte, esta técnica es mucho menos complicada de reproducir que de pronunciar, pues solo necesitas unos polvos translúcidos y una brocha de pelo suelto pero más pequeña a la que se utiliza normalmente para los polvos, como una brocha para difuminar sombras de ojos.

Empieza cogiendo un poco de polvo con la brocha y luego aplícalo suavemente por el entrecejo para borrar los brillos que suelen aparecer ahí. Hazlo en movimientos ascendentes y dejando los laterales libres de polvo. A continuación, aplica un poco más de polvo en los pliegues nasolabiales, ya que es una zona muy propensa a los brillos y a los poros visibles. Por último, añade un toque de polvo en el centro de la barbilla, sin subir nunca a los lados de la boca, que deben quedar naturales.

Si tienes tendencia a que las sombras, el eyeliner o la máscara de pestañas acaben en la zona de la ojera, puedes aplicar los polvos sobrantes en la brocha en la zona, pero es importante que no te pases con la cantidad. En esta zona la piel es muy fina, y aplicar demasiado producto podría hacer que tu piel parezca reseca o, peor aún, resaltar las líneas de expresión.