Aprende todos los trucos para realizarte un Soft sculpting perfecto. | gigi hadid

Qué es el 'Soft sculpting' y cómo conseguir el nuevo método de contouring más natural

Consigue un rostro esculpido usando mucho menos maquillaje.

A.M

Esta de moda la belleza más natural y eso nos encanta. De hecho en el mundo anglosajón ya tiene nombre y se le conoce como  'skinimalismo', y su esencia es básicamente reducir la cantidad de maquillaje que utilizamos a diario.

Y es así como vemos como poco a poco nos hemos empezado a despedir del famoso contouring, que tan de moda puso Kim Kardashian, ese que se caracteriza por utilizar maquillaje pesado para que dibuje y estilice el contorno de nuestro rostro. Y le damos la bienvenida a otra tendencia, que también busca realzar los pómulos, pero de manera más natural y menos excesiva.

Para ocupar el lugar del contouring tradicional, ha llegado el 'soft sculpting'. Se trata de una tendencia más sutil y difuminada que se funde imperceptiblemente con la piel para que parezca que tienes un rostro fresco, pero manteniendo cierta definición.

Si lo que buscas es un maquillaje natural, fresco pero que defina tu rostro, el soft sculpting es tu solución. A continuación de damos el paso a paso para consigas el maquillaje perfecto en poco tiempo. 

Todo empieza con el bronzer

Al igual que con la técnica del contouring, necesitamos aplicar el bronzer primero. Contrario a lo que nos han enseñado las Kardashians, la manera de aplicarlo para que luzca más natural es justo arriba de la mejilla. O sea, aplicamos el contorno por encima del pómulo, no en el hueco inferior, como hacíamos antes,  y lo llevamos hasta la sien. Esto crea una sensación mucho más natural. No necesitas usar mucho producto, pero sí es importante que difumines suavemente hacia arriba. Si quieres esculpir la nariz y la barbilla, hazlo con una luz natural para ver cómo se va a ver el resultado final en la vida real.

Para el segundo paso necesitas el colorete

El blush o colorete ayuda a que la piel se vea más sana y natural. Lo ideal es que lo apliques sobre los pómulos para que el efecto sea de lifting y se eleve visualmente la cara. Puedes aplicar una capa ligera de blush sobre la nariz, la frente y la barbilla para completar el look.  Pero recuerda que debe ser poca cantidad. Los tonos duraznos suelen ser los más naturales.

Y por último, el iluminador

El iluminador está para darle un toque radiante y luminoso muy natural a la piel así que aplícalo en los puntos altos de la cara evitando las líneas finas y arrugas. Los expertos recomiendan que te decantes por un iluminador cremoso o líquido , ya que estos son los que dan un acabado más natural y suave.

Esta 'soft sculpting' promete conseguir el mismo efecto del contouring, pero usando menos producto y, por lo tanto, un mayor cuidado de la piel. Recuerda que menos siempre es más. Sobre todo, en verano.