Cómo conseguir más volumen en los labios. | Szymon Brzoska / IMAXTREE

Retoques de labios: lo que tienes que saber de la intervención más deseada

Las infiltraciones de ácido hialurónico aportan hidratación y volumen en los labios. Te contamos todo sobre los pinchazos de moda.

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Cómo conseguir más volumen en los labios es toda una revolución en búsquedas de Google. Y no solo mediante cirugía, también con productos destinados a ello.

La medicina estética gana cada vez más adeptos. Un tercio de los españoles se ha sometido a algún tratamiento de este tipo en el último año, según estima la doctora Concha Obregón, miembro de la SEME (Sociedad Española de Medicina Estética). Entre las intervenciones que más están incrementando se encuentran los retoques en los labios. De hecho, son muchas las pacientes menores de 30 que se animan a pasar por consulta para mejorar sus labios con infiltraciones o rellenos.

Aunque se siguen viendo trabajos exagerados, lo más frecuente es que la naturalidad marque la pauta. Quizá la boca de Angelina Jolie siga siendo una de las más demandadas, pero los expertos señalan las de Bella Hadid, Taylor Swift o Mila Kunis como ejemplos de (casi) perfección.  

Si te estás planteando probarlo, te recomendamos que acudas a un profesional, ya que los retoques de labios son en general un tratamiento sencillo, rápido y poco molesto, siempre que te pongas en buenas manos. Si dudas, echa un vistazo al directorio de médicos de la SEME. Además, a continuación, te contamos un poco más de esta pequeña intervención. 

El hialurónico es el rey. Los aumentos definitivos de labios son cosa del pasado. De hecho, la silicona líquida se prohibió hace años. "Ahora lo más utilizado para mejorar esta zona es el ácido hialurónico", afirma Myriam S. Mosquete, directora médica de Le Lab. La doctora nos cuenta que existen otras sustancias para rellenar los labios, pero el hialurónico se lleva la palma. “Una de sus mayores propiedades es la captación de agua, por lo que ayuda a que el tejido se restructure y la zona quede hidratada”, explica. Además, al tratarse de un elemento que tenemos en nuestro cuerpo de forma natural no da problemas de compatibilidad y se va reabsorbiendo progresivamente.   

20 minutos, y a casa. Es lo que dura, como mucho, una remodelación labial. La doctora Sánchez Mosquete aclara que hay que contar con otros 20 minutos para que actúe la crema anestésica. “También se puede recurrir a la anestesia troncular (la que te pone el dentista), pero al dejarte la boca dormida, la musculatura se puede relajar y se trabaja de forma diferente. En todo caso, el doctor verá lo más adecuado”, apunta. La intervención consiste en inyectar con una aguja o una cánula (más flexible y punta redondeada) el ácido hialurónico e ir acomodándolo con ayuda de la mano. Según la técnica empleada, los pinchazos pueden variar entre 4 o 16. En cuanto a precios, suelen oscilar entre los 300 y los 450 euros, según lo que busque el paciente.  Algunas veces, para dar con el resultado deseado sin pasarse, hay que hacer un retoque pasada una semana.

Naturalidad ante todo.  Por mucho que sueñes con presumir de morritos, cuanto más natural sea el resultado, mejor. Como explican desde Slow Life House, "la idea no es aumentar el tamaño, sino devolver jugosidad al labio". En la intervención también se puede elevar ligeramente la comisura y perfilar la zona del arco de cupido, levantándola ligerísimamente. También se puede únicamente hidratar sin dar volumen. “En cualquier caso, lo más importante es no perder la proporción y que, pese a las modas de rellenar mucho arriba, el labio superior sea un poco más fino que el inferior, tal y como define la proporción áurea”, señala la directora médica de Le Lab. 

- Trucos de backstage para unos labios de 10

- Las siete claves para hidratar los labios secos y presumir de una boca perfecta

¿Cuánto dura?  Al ser biocompatible, el ácido hialurónico, al tiempo de inyectarse, va siendo absorbido progresivamente por nuestro cuerpo. Por tanto, si quieres mantener el efecto tienes que repetirlo a los cuatro o seis meses. De todos modos, el efecto hidratante es tal que sí se mantiene cierto volumen o jugosidad mucho más tiempo. 

Cuidados posteriores  Aunque se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, es recomendable no fumar ni tocar la zona en exceso durante 24 horas. Tampoco exponerse a fuentes de calor, como una sauna Otro consejo: aplicar en casa un poco de hielo, envuelto en un paño, para reducir la molestia y la ligera hinchazón que queda al día siguiente. Para lavar la zona se aconseja usar un jabón suave durante los días posteriores. A partir del segundo o tercer día, no olvides mantener los labios siempre bien hidratados con bálsamos e incluso mascarillas. 

 

Relacionados